La calidad, lujo y diseño en la industria hotelera cada día es más importante. Ahora, no sólo el descanso o la gastronomía de la que poder disfrutar durante nuestro período vacacional es uno de los puntos estrellas, sino el diseño y el interiorismo del propio hotel es uno de los puntos clave para que un cliente que busca la “diferencia” la encuentre y su estancia sea perfecta. Hoteles como el NYX en Madrid o el paradisíaco ME de Sitges, de los que ya os hemos hablado en Malatinta, son algunos de los ejemplos que demuestran la importancia de contar con un buen estudio de arquitectura e interiorismo. Ahora, salimos de nuestras fronteras para conocer el renovadísimo Radisson Collection Hotel, Old Mill Belgrado diseñado por el aclamado estudio Graft Architects.

Te recomendamos: [Palacio de Castellanos: el sueño de los amantes del diseño en Salamanca]

Por primera vez el “know- how” de la marca aterriza en la capital de la República Serbia, uno de los destinos más punteros para el 2019. Situado cerca de las orillas del río Sava, en el centro de la ciudad, en un antiguo molino del siglo XIX (el primer molino de vapor de Serbia, monumento patrimonial protegido por el estado), el Radisson Collection Hotel, Old Mill Belgrade es una propiedad icónica que cuenta con un rico patrimonio. Aún más notable, sin embargo, es el distintivo diseño del hotel, que refleja y amplifica su carácter único. La estética industrial-chic del primer hotel diseño de la ciudad interpreta de una forma contemporánea el pasado comercial de la propiedad, lo que lo ha llevado a alzarse con numerosos premios internacionales.

230 habitaciones y suites del hotel de puro diseño que se caracterizan por sus tonos terrosos, materiales naturales y piezas icónicas. Sus habitaciones cuentan con pinturas murales exclusivas de Strauss & Hillegaart que van desde el suelo al techo, así como una serie de instalaciones. Además, podremos disfrutar de una experiencia auténtica de Belgrado tanto dentro como fuera de sus muros, gracias a sus programas de arte comisariados a nivel local y recomendaciones útiles para explorar lo mejor de la ciudad.

NYX Hotel Madrid se convierte en un museo de arte urbano

La mejor gastronomía servia 

No sólo podremos disfrutar del lujo del diseño y de la comodidad, sino que el hotel cuenta con su restaurante OMB Larder, en el que los huéspedes tienen la oportunidad de sumergirse en la tradición culinaria serbia mediante una cocina vanguardista pero cercana a la tradición, elaborada con ingredientes sostenibles y de “kilómetro cero”. Todo ello en un elegante interior de diseño industrial rodeado de una agradable iluminación ambiental. Pero la experiencia no termina aquí. Tampoco hay que perderse la extensa y sugerente carta de bebidas del bar OMB Lounge, configurada por uno de los mejores cocteleros del país. 

Te recomendamos: [Lloyd, el primer hotel en Ámsterdam de 1 a 5 estrellas en el que todos son iguales]

Gran Hotel Inglés, el lujo en el Barrio de las Letras