Curiosamente, la versatilidad de uno de los juegos más importantes del mundo, las piezas de LEGO®, hace que esos curiosos “ladrillos” que han servido para fomentar la creatividad desde la niñez, estén íntimamente ligados al mundo del arte.

En Malatinta ya os hemos hablado de su tándem con el cine, pero en esta ocasión este juego es protagonista de una sorprendente exposición que se ha ganado el reconocimiento internacional: ‘The art of the brick’ a cargo del artista Nathan Sawaya, una exhibición realizada únicamente con este tipo de piezas y que ofrece impresionantes esculturas humanas de gran tamaño marcadas por el movimiento y el colorido.

Esta colección, que cuenta con varias esculturas nuevas creadas específicamente para cada exposición, acaba de cosechar un gran éxito reciente mente en el  Discovery Times Square Museum de Nueva York, y dentro de unos meses se mostrará en el Pensacola Art Museum.

” Estas obras son muy personal para mí , ya que reflejan mi crecimiento como artista me esforcé por descubrir mi identidad creativa “, dice Sawaya en su web, quien hace referencia a la inspiración del niño que todos llevamos dentro para realizar sus impresionantes creaciones.

Transformar este objeto lúdico común en algo significativo y lograr alcanzar con un juego popular la más pura esencia del arte contemporáneo son dos objetivos que claramente consigue cumplir este reconocido artista con sus originales figuras humanas llenas de colorido.

[photomosaic ids=”7949,7950,7951,7952,7953,7954,7955,7956,7957,7958,7959″]