Nick Knight podría definirse a sí mismo como un revolucionario del mundo de la fotografía de moda. Y no sólo eso, sino también como uno de los grandes precursores del Fashion Film a través de su innovadora plataforma SHOWstudio. Con más de treinta años de trabajo a sus espaldas, Knight ha sido, sin lugar a dudas, un auténtico revulsivo para la fotografía de moda, rompiendo los esquemas e innovando y sorprendiendo en cada una de sus instantáneas. No es de extrañar que firmas de la talla de Christian Dior, Jil Salder, Calvin Klein, Alexander McQueen o Louis Vuitton hayan querido contar con él para algunas de sus campañas publicitarias, ni tampoco que celebridades como David Bowie, Lady Gaga, Madonna, Victoria Beckham, Naomi Cambell o Kate Moss, entre muchos otros, hayan querido ponerse tras el objetivo de su cámara.

[photomosaic ids=”14288,14289,14290,14291,14293,14294,14295″]

Nacido en Londres en 1958, Knight obtuvo el título de fotógrafo por el Bournemouth & Poole College of Art and Design en 1982. Durante su época de estudiante, publicó su primer trabajo de fotografías al que tituló Skinheads, un libro de contenido crítico-social con imágenes en blanco y negro donde retrataba la vida e historia de los cabezas rapadas. Pronto, la revista británica i-D pondría los ojos sobre esta joven promesa brindándole su primera gran oportunidad al contratarle para que realizara una serie de 100 retratos para su quinto aniversario. Gracias a ello, en 1986 Marc Ascoli, director artístico por aquel entonces de las campañas publicitarias, catálogos y desfiles de las colecciones de Yohgi Yamamoto, descubrió su talento y contactó con él para que fotografiara el catálogo de la firma. A partir de ese momento, su trabajo empezaría a despegar llenándo las páginas de las publicaciones más importantes del sector con sus atrevidas imágenes y los grandes diseñadores empezarían a contar con sus instantáneas para sus campañas publicitarias. Además, Knight también puede presumir de haber fotografiado numerosas portadas de discos de artistas de la talla de  David Bowie, Paul Weller, Massive Attack, George Michael, Boy George, Björk o Kylie Minogue, así como de dirigir algunos de los videoclips musicales más controvertidos del mundo, como el de Pagan Poetry (2001) de la islandesa Björk, el famoso Born This Way (2011) de la norteamericana Lady Gaga o el comentadísimo Bound2 (2013) del rapero Kanye West.

[photomosaic ids=”14304,14296,14297,14299,14300,14302,14302,14303″]

Como es normal, su trabajo le ha llevado a ganar numerosos premios por sus editoriales para magazines como Vogue, Dazed & Confused, W magazine, i-D y Visionaire, así como por sus proyectos de moda y publicidad para diversas marcas. Además, importantes museos como el Victoria & Albert, la Saatchi Gallery o el The Tate Modern han exhibido sus imágenes y en el año 2006 obtuvo el prestigioso premio Moet Chandon Fashion Tribute.

[photomosaic ids=”14305,14307,14308,14309,14310,14311,14312″]

Pero Nick Knight no sólo es un fotógrafo, también es un referente dentro del Fashion Film y uno de los primeros precursores de este nuevo soporte. Ya en los años ochenta y noventa, Knight grababa sus sesiones fotográficas y con la llegada de Internet encontró una nueva oportunidad de retransmitir esos vídeos. Es así como en el 2000, tras dos años de trabajo en el proyecto, decide abrir la web SHOWstudio, un canal de Internet dedicado a la moda y el arte más punteros, donde se publican vídeos experimentales, campañas o entrevistas a modelos, diseñadores y directores de cine, entre otras cosas. Y como buen visionario, también ha experimentado con plataformas como Instagram y Tumblr, realizando por ejemplo, una editorial de moda con Cara Delevigne en exclusiva para Instagram. Sin duda, un visionario que a sus 56 años, sigue revolucionando el mundo de la fotografía de moda.