El estilo de vida de las estrellas del porno es una de esas cosas que todo el mundo se muere por conocer, pero por alguna extraña razón nadie explota ese filón. No se hacen películas, series o realitys con esta temática. Sorprende sobre todo porque la vida de una diva del porno tiene todos los ingredientes para que funcione en un buen guión: sexo, lujo, amor, viajes, gente diferente y muy especial, todos muy guapos, y sobre todo, una sensación lujuriosa de que una estrella del porno vive una vida que mola pero que a la vez está prohibida.Nacho Vidal´s ShowA fin de cuentas, no son personas que se pasen medio lunes en el atasco de la m-40, ni que se levanten siempre a la misma hora. Su trabajo les permite viajar mucho, conocer mundo, programar en cierta manera sus vidas. Son personas hechas a sí mismas, sus propios jefes.

Ya lo estoy visualizando mientras os lo cuento. Una peli típica de Almodovar, dónde el pornstar protagonista se parezca a Miguel Bosé y sufra por desamor cuando todas las mujeres le dejan cuando ya no pueden soportar su profesión. O una serie royo Empire y que el dueño de la productora sea un cruce de Torbe con Hugh Hefner, aficionado a los bonsáis y los gatos. En serio, señores de Hollywood (o de Telecinco), un filón, ahí, desaprovechado.

Por suerte Nacho Vidal ha pensado en esto y ha estrenado su propio reality en su página web. Nuestro superviviente favorito, ganador moral del programa, estuvo grabando una serie de imágenes de su vida antes de aterrizar en la isla. No hay mucha información al respecto, pero parece que desde un principio no tenían muy claro que hacer con ellas. Finalmente, aprovechando el tirón de la creciente popularidad del actor, han optado por subir vídeos de unos 10 minutos a su web bajo el título de «Nacho Vidal´s Show«.

Nacho Vidal’s Show – Teaser offered by www.nachovidal.com

Hace aproximadamente un año comenzó a circular por internet un trailer de un futuro documental sobre la vida del actor. Nacho acababa de cumplir los 40 y reflexionaba sobre su vida, su profesión y su familia. Como hilo conductor, una carta que Vidal le escribía a su padre, ausente. El trailer combinaba imágenes de Nacho sincerándose, pasando tiempo con sus hijos y sus amigos en su pueblo natal en Valencia, con videoblogs de su día a día mientras grababa en Los Ángeles. La preparación de las escenas, el buen royo con las actrices. Mucha teta y mucha pestana postiza. Aparecían declaraciones de famosos cómo Boris Izaguirre o Miguel Bosé. Prometía mucho, muchísimo. Por fiiinnnn, un programa sobre la vida en el porno.

Pasaban los meses y no llegaba, sólo subían teasers, muchos teasers. Al entrar Nacho Vidal, aparece una versión del documental de apenas media hora. La copia es un poco extraña porque no la sube nadie oficial, parece una copia pirata de una prueba de montaje. Una versión muy decepcionante por cierto. Se centra sólo en la parte personal y filosófica del actor. No digo que esto no sea interesante, pero creo que no soy la única que esperaba ver el día a día de la vida de un actor porno en general. Fuera del trabajo, sí, pero también dentro. Nos gusta el salseo y la gente guapa ligera de ropa.

Pues parece ser que las imágenes chachis sobre la abuuurriiiidaaaa y extresaaaaante jornada laboral de Nacho son las que se están utilizando para Nacho Vidal’s Show. Yupiiiiii. Corresponden a uno de los viajes que hace el actor para grabar. Se muda a Los Ángeles durante 3 meses. Alquila una casa que hace las veces de plató y se lleva un ayudante/cámara/chico para todo (que sospecho también graba el reality). Busca chicas, maquilladora y equipos. Todo un empresario. ¿Quien no querría currar tres meses a saco y poder dedicarse a tener una vida apacible el resto del año? Que me digan dónde que yo firmo.

PortadaNacho

 

El primer capítulo es un poco lento y de momento no ha habido mucha chicha, pero el formato merece una oportunidad. Son episodios cortitos y es gratis. Así que corred a www.nachovidal.com. Nacho ha anunciado por twitter que los vídeos se subirán los martes y los jueves, así que ya sabéis. ¡Estad atentos!