Y olvidamos el sabor del pan, la melodía de los árboles, la suavidad de la caricia. Y olvidamos hasta nuestro nombre.” Gollum ha sido, sin duda alguna, uno de esos personajes que han marcado un hito en la historia del cine, no sólo por la complejidad de su psicología, sino también por el complejo proceso de creación que se llevó a cabo para el mismo. El actor Andy Serkis se encargó de ponerle voz, movimientos y expresiones faciales para dar como resultado a un ser lastimero y embustero, consumido por su propia ambición y por su única obsesión: el anillo único. Todo personaje ficiticio lleva un largo proceso de creación, manual y artificial, desde un modelo de barro hasta su puesta a punto gracias a la tecnología 3D que es capaz de dar vida a increíbles figuras como la de Kong. El artista del que nos ocupa hoy es uno de esos creadores que están detrás del mito y en cuya cabeza fluyen ideas y conceptos que, sólo con la ayuda de la tecnología 3D, podrían cobrar vida, ya fuera en una pantalla de cine o en un videojuego.

[photomosaic ids=”24059,24060,24061,24062,24063,24088″]

Nacido en 1962, Mark Newman es uno de esos artistas que, partiendo de una formación tradicional y clásica, decide explorar todos los materiales y todas y cada una de las posibilidades que le ofrecen. Desde la escultura en arena pasando por figurines, maquetas, prototipos y hasta llegar a la escultura en bronce, Newman ha realizado obras para importantes empresas de juguetes, video juegos e incluso la FX Studios.

[photomosaic ids=”24064,24065,24066,24067,24068,24087″]

Dedicado por completo a su obra, pasa gran cantidad de horas en su estudio practicando, dibujando, observando formas y seres humanos que le permiten crear cada uno de los detalles de sus esculturas. Sus diecinueve años de trayectoria profesional quedan latentes en las vívidas expresiones y posturas de sus personajes y en la perfección que siempre busca en el acabado de los mismos. Monstruos grotescos y toscos, mujeres bellas y formidables, héroes de cómic y personajes de libros conocidos como “El señor de los anillos”, todos ellos tienen cabida bajo las manos creadoras de Newman. Su último trabajo ha sido la creación de un personaje femenino del universo AVP, llamada Machiko Noguchi, para cuya inspiración ha recurrido a las líneas onduladas y naturales del Art Nouveau.

[photomosaic ids=”24069,24070,24071,24072,24073,24086″]

Y es esta época artística la que evoca en cada una de sus obras. Newman se proclama admirador del artista decimonónico Alphonse Mucha, así como de Edward McCartan. Estudiando el trabajo y la obra de cada uno de ellos y analizando el diseño y la técnica, Newman interioriza los principios de la escultura y le sirven de punto de partida para enfrentarse cara a cara con el material que va a moldear y trabajar. Los principios clásicos están presentes en cada una de las obras en todo artista, sin los cuales sería imposible llevar a cabo una pieza escultórica. Por ello, su mirada también se fija en la obra de los grandes maestros del Barroco y Renacimiento como Bernini y Miguel Ángel.

[photomosaic ids=”24075,24076,24077;24078,24074,24085″]

La estética y belleza de sus esculturas se mueven entre la oscuridad y lo repulsivo, la fuerza y la heroicidad, la femeneidad sensual y salvaje, lo atractivo y lo grotesco, la armonía y el detallismo. Todas ellas parten de un diseño primario, que se realiza en barro sobre una base de madera y una armadura de aluminio, que le permite crear un boceto inicial de lo que será la obra final. Los detalles del mismo son elaborados a partir de fotografías tomadas a este boceto y modificados  gracias al formato 3D para plasmar sobre el papel cómo será el resultado final. Una vez visto el resultado o añadidos los cambios que se quieren hacer, Newman se pone manos a la obra para crearla.

[photomosaic ids=”24079,24080,24081,24082,24083,24084″]

Sus piezas resultan así únicas, naturales y sorprendentes. Su larga experiencia profesional le ha permitido tomar contacto con jóvenes artistas, a los que ha impartido clase y a los que siempre les da una serie de consejos a seguir: practicar y dibujar cada día, para entender las bases del diseño; admirar y estudiar a los artistas que les han precedido; asistir a eventos y conferencias, así como tomar contacto con otros artistas cuya propia experiencia puede ser siempre una gran fuente de saber. Unos consejos que no son nada desdeñables para todo aquel que quiera iniciarse en el mundo de la escultura y el diseño gráfico.