Barbies, Princess, Monster High, Bratz…Toda una multitud de muñecas, seguidas, aclamadas e imitadas por pequeñas fans que a su corta edad no dudan en hacer lo imposible por tener una. Cientos de fotos de niñas disfrazadas de sus muñecas preferidas, de princesas o de hadas invaden la red, personajes oníricos y perfectos que no tienen nada que ver con la realidad. Una realidad que esta vez, no viviría la pequeña Emma, “una fantasía poco realista para la mayoría de las chicas”. Su madre la fotógrafa norteamericana Jaime Moore quiso que su pequeña fuera la imagen de aquellas mujeres que consiguieron vencer los obstáculos y lucharon por su igualdad en todo el mundo. Bajo el título Not just a girl…lo hizo realidad.

“Mi hija no nació en la realeza, pero nació en un país donde hoy una mujer puede votar, ser médico, piloto, astronauta o presidente, incluso ella si así lo quiere, y eso es lo que importa realmente”

Fuerza, perseverancia, lucha y éxito, era lo que buscaba Jaime Moore cuando decidió que el regalo de su hija en su quinto cumpleaños no sería una muñeca, sino convertirse en las cinco mujeres más importantes de la historia, una por cada año de la pequeña Emma, como ella misma comenta en su web: “Me puse a pensar en todas las mujeres reales que quería que mi hija conociera, mujeres que, sin haber conocido a Emma han cambiado su vida a mejor”: Gabrielle Bonheur (alias Coco Chanel), Susan Brownell Anthony, Amelia Mary Earhart, Valerie Jane Morris Goodall, Helen Keller, Emma Moore. 

Fotografías históricas que para muchos son complicadas de reconocer, por lo que Moore decidió acompañar cada retrato con la fotografía original en la que estaba inspirada. Una pose, un gesto y ropa idéntica hacía de Emma la reencarnación de la afamada diseñadora Coco Chanel o de la aclamada aviadora Amelia Mary Earhart. Mujeres de peso que se revelaron y lucharon por lo que ellas mismas querían, yendo a contracorriente y saltándose todos los estereotipos y normas sociales, una parte de la historia menos conocida que quería mostrar a su hija: “Mi hija no nació en la realeza, pero nació en un país donde hoy una mujer puede votar, ser médico, piloto, astronauta o presidente, incluso ella si así lo quiere, y eso es lo que importa realmente”.

Cinco mujeres, cinco luchadoras que harían de Emma ser la sexta. La sexta mujer que en un futuro mostrará al mundo, una vez más, lo que son, quizás…La primera presidenta de los Estados Unidos.

[photomosaic ids=”10871,10869,10868,10870,10872,10873, “]