Ayer la capital madrileña se convirtió por unas horas en parte de poniente, y es que, el esperado desenlace de la cuarta temporada de Juego de Tronos se acercaba, y para no decepcionar a seguidores y curiosos, Canal + series transformaba la mítica Plaza de Callao en un improvisado mercado recién salido de las líneas de George R.R. Martin.

[photomosaic ids=14584,14583,14581]

Fans que por un día se convertían en sus personajes favoritos, gracias a los trajes y a profesionales del maquillaje que se encontraban en la plaza. Música, trovadores, guerreros, hasta los temidos caminantes blancos se movían como Pedro por su casa entre los curiosos que se agolpaban para disfrutar de la coronación, y por supuesto del preestreno del último capítulo de la cuarta temporada. Una coronación que pondría cara al rey de los 19 reinos, juego creado por el canal de televisión para encontrar a su rey y así aumentar la expectación de lo que ayer se traían entre manos, y un preestreno que los más aférrimos fans deseaban ver antes que nadie.

A pantalla grande y con el cine Callao como encargado de proyectar antes que la cadena el esperado capítulo de 66 minutos para todos los presentes, y (no haremos spoilers) que como siempre, no decepcionó, Juego de Tronos terminaba con la sala en pie.

Palmas, silbidos y gritos para dar cierre a una temporada en la que muerte, guerra y muchas sorpresas han sido servidas en una enorme bandeja.

[photomosaic ids=14585,14582]