¿Llevas tiempo sin pillar y ya no sabes qué hacer? Hoy os traemos una noticia que tal vez alimente vuestra imaginación al más puro estilo japonés, y no estamos hablando de comer sushi precisamente.

¿Por qué hacemos referencia a Japón? Pues porque este país es el principal productor de muñecos y muñecas de silicona creados con fines sexuales. Sin embargo parece que en España no andamos tan lejos…

Hace ya un tiempo os hablábamos sobre los ‘maledolls‘, los amantes masculinos de silicona estaban enfocados al público gay. Pero hoy os presentamos ‘Lumidolls’, la empresa encargada de abrir el primer prostíbulo de muñecas sexuales de silicona en Barcelona. Sí, has leído bien, no se trata de una broma de ‘El Mundo Today’.

El servicio ofrece el alquiler de amantes de silicona, todas ellas mujeres con rasgos hiperrealistas de distinta índole: apariencia europea, africana, asiática o de anime japonés.

Todas ellas con una cavidad oral, vaginal y anal, creadas con el fin de facilitar el máximo disfrute del usuario (entendemos que hombre heterosexual)…. Por un módico precio: desde 80 euros la media hora, hasta la posibilidad de reservar la muñeca por noches enteras en tu propio domicilio.

La única condición al respecto es el uso obligatorio de lubricante de un único uso y la utilización de preservativos, aunque la empresa se encarga de limpiar y desinfectar las muñecas después de cada cliente.

Lo más curiosos sin embargo, es que después de toda la expectativa creada alrededor de este negocio, el local no ha tardado ni un mes en cerrar. La Guardia Civil, en una inspección rutinaria, se encuentra con que el local está cerrado y la línea de teléfono tiene el buzón colapsado de mensajes.

En su propia página, Lumidolls informa sobre el traslado del burdel y la apertura de un nuevo local, aunque se desconocen los motivos que se esconden detrás de este cambio.

¿Y tú, qué opinas sobre el auge de esta nueva tendencia sexual?