El “sueño revelado” del Carroll italiano

“¡Qué le corten la cabeza!” Con esta estrambótica frase la famosa Reina de Corazones daba solución a cualquier problema que se le planteara y que no fuera de su agrado. Este intolerante y controlador personaje, creado por la mente lógica de Lewis Carroll, forma parte de un elenco de figuras que pertenecían a un país que existía en el subconsciente de su creador.