Imaginación, humor y creatividad. Los mosaicos del artista Jason Mercier despiertan todas esas sensaciones en el observador. Este curioso personaje disfruta haciendo lo que más le gusta: retratar con comida a los grandes personajes de nuestro tiempo, desde políticos, pasando por celebrities, cantantes, actores, actrices, artistas o deportistas.

[photomosaic ids=”10489,10490,10491,10492,10493″]

Sus obras han captado la atención a nivel internacional y han llenado las páginas de variadas revistas de consumo así como las paredes de muchas galerías de arte. El secreto se encuentra en que no manipula con ningún truco de retoque fotográfico sus creaciones. Son arte en estado puro, sin necesidad de aditivo alguno.

Por ello, no es de extrañar que sus mosaicos estén realizados con los más variopintos elementos. Desde judías, fideos, hilos, caramelos, flores, bacon, frutas… cualquier material comestible puede ser materia prima para sus obras. Incluso ha experimentado con hilo para realizar alguna de sus muestras.

[photomosaic ids=”10494,10495,10496,10497,10498,10499″]

Jason Mercier resulta así todo un artista extravagante y excéntrico capaz de captar la atención de cualquier observador despistado. ¿Quién si no se atrevería a realizar un retrato de Kevin Bacon con bacon?