La pintura callejera es una de las formas de arte más convencional de las grandes ciudades. Cualquier pared puede ser el lienzo perfecto para realizar un impresionante mural para el disfrute tanto de vecinos como de paseantes. La alegría del colorido y la diversidad de temas dotan al edificio que  lo posee de un espíritu diferente y especial.

[photomosaic ids=”43661,43662,43663,43664″]

Los artistas suizos Christian Rebecchi y Pablo Togni empezaron a decorar fachadas hace algo más de dos décadas. Lo que empezó siendo una afición se convirtió en su forma de vida. Ello les llevó a crear Nevercrew, su empresa y firma. Desde entonces, la lluvia de ofertas para encargar sus servicios no ha cesado. Su amplio abanico de temáticas les ha llevado por todo el mundo, entre otros lugares por Francia, tomando parte del Grenoble Street Art Fest, o a Inglaterra, en el Cities of Hopes.

[photomosaic ids=”43665,43666,43667″]

Sus últimos trazos con los sprays han tenido lugar en India donde han participado en el St+art, donde astronautas, cráteres, asteroides y meteoritos han sido los protagonistas del evento. Aunque no todo es el mundo del espacio, ya que animales, el cuidado del planeta, la inmigración, el hombre… también tienen cabida entre otros para convertir el cemento y el hormigón en toda una obra maestra. Seguiremos sus huellas muy de cerca.