Con la llegada de la tecnología en el mundo actual ha facilitado el conocimiento, a nivel global, de otras culturas y de países lejanos que no estaría al alcance de la mano hace no poco más de dos décadas. Gracias a ella es posible viajar e incluso no perderse en el camino. Mapas de todos los países, ciudades, pueblos, diurnos, nocturnos, físicos, políticos… están disponibles en diferentes aplicaciones para hacer los viajes mucho más seguros y poder llegar a destino cuanto antes mejor. Ya en la antigua Babilonia el hombre sintió la necesidad de plasmar por escrito los contornos de las ciudades, sus calles y su localización como un elemento más de conocimiento y saber. A partir de entonces, entendió la necesidad de plasmar todo lo que le servía de orientación y localización a través de ellos. Cartas estelares, mapas terrestres, cartas de navegación… con ellos se observa la evolución de los continentes y del conocimiento de mundo por parte del ser humano. Pero en la actualidad, un artista inglés ha encontrado una nueva finalidad para estos mapas que nos ayudan en nuestro día a día.

[photomosaic ids=”36629,36630,36631″]

Nacido en  Southampton, Inglaterra, en 1989, Ed Fairburn se graduó en la Escuela de Artes y Diseño en 2012. Su corta carrera como artista ha sido meteórica, ya que en 2013 le fue otorgado  el premio de la Asociación de Ilustradores y, desde entonces, la galería Mark Wright se ha hecho cargo de promocionar su trabajo en Estados Unidos. Muchos clientes han solicitado sus obras, desde la editorial Penguin, pasando por Nike o la mismísima  Armada Británica.

[photomosaic ids=”36632,36633,36634″]

Su último trabajo, bajo el título de “Cartografía”, ha sido muy difundido en las redes. A partir de una serie de trazados urbanos, realizados por el propio artista, crea una serie de retratos de personas de la calle. Los contextos son muy variopintos. En uno se puede observar mapas de ciudades inglesas, fechados entre 1914 y 1918, que son copias de los originales y que con sus retratos intenta hacer una aproximación artística hacia la técnica de la cartografía de mapas de trincheras.  En otro se puede apreciar como utiliza los mapas como llamada para una campaña del reclutamiento para el ejército del país de Albión.

[photomosaic ids=”36635,36636,36637″]

En algunos casos utiliza mapas reales para realizar sus dibujos. Los contornos naturales del propio mapa le sirven para crear las luces y sombras de sus retratos, puestos en relieve gracias a diferentes materiales como la tinta o el óleo. Los resultados muestran un auténtico estudio de la geografía humana, una nueva visión de la pintura con la que se podría bautizar esta técnica.

[photomosaic ids=”36638,36639,36640″]

Con estos mapas no sólo se muestra la historia del desarrollo urbano de las ciudades, sino también son soporte para la realización del retrato artístico. Arte dentro del arte, como un bucle del que no hay precedente alguno y una manera muy original de decorar un espacio. Incluso con mapas estelares y de la Luna. Nada ha escapado a la creatividad de este joven artista inglés que dará páginas de las que hablar.