Los conocidos ‘timelapse’ no solo sirven para mostrarnos el cambio a gran velocidad que sufre un espacio en un periodo de tiempo determinado. En este caso, nos permite ver la transformación por dentro y por fuera de un ser humano.