Las chicas son guerreras y Kate Moss tiene ‘ese’ algo especial. Así podríamos resumir el último trabajo de la modelo británica como imagen de la firma Alexander McQueen para la próxima primavera-verano 2014, fotografiada por el mismísimo Steve Klein. Y es que, a sus 40 años recién cumplidos, la top británica sigue demostrando que aún le queda mucho por hacer.

Esta es la primera vez que la modelo protagoniza una campaña para la casa del fallecido Alexander McQueen, a pesar de que ambos mantuvieran una estrecha relación. De hecho, en pleno 2006 y mientras numerosas firmas daban la espalda a su carrera, el diseñador le tendió su mano en uno de sus peores momentos profesionales y decidió rendirla homenaje llevándola -virtualmente- a la pasarela con un holograma que revolucionó por aquel entonces el mundo de la moda. Ahora, ocho años después, Kate Moss se pone al frente de una campaña que en tan sólo dos días desde que se diera a conocer, ha dado la vuelta al mundo.

De aspecto futurista e inspirada en muchos de los movimientos progresistas del mundo del arte del siglo XX, la colección para la próxima temporada es plasmada de manera magistral por el fotógrafo americano Steve Klein, demostrando una vez más su destreza tras el objetivo, fusionando de manera única el arte y la moda a través de sus fotografías.

[photomosaic ids=”8213,8215,8218″]

En las imágenes podemos ver a una cambiada Kate Moss de pelo corto y rubio oxigenado, retratada cual princesa guerrera con looks de la colección SS14, que mezclan formas primitivas y  gráficas, con el rojo, negro y dorado como principales colores. La modelo se acompaña en todas las imágenes de una réplica de sí misma convertida en una pequeña muñeca, que en ocasiones es ‘pinchada’ con alfileres, haciendo un guiño posiblemente a las muñecas de vudú y al espíritu tribal de la colección. Una combinación perfecta del estilo africano con el toque street punk  de McQueen de los 90, con pinceladas de arte de principios del siglo XX. Todo ello recogido en una campaña que plasma ese oscuro y excéntrico mundo que tanto caracterizaba al diseñador británico, quien no tuvo ningún miedo de saltarse los cánones de belleza a través de la búsqueda de la individualidad, con prendas destinadas a mujeres de marcada personalidad. Una ventana de inspiración al universo sobrehumano del imaginario de McQueen, que ahora, su sucesora Sarah Burton, ha reinterpretado con una de las modelos más cotizadas del mundo.

[photomosaic ids=”8214,8216,8217″]

Además, la firma también presenta un pequeño fashion film de poco más de cuatro minutos, dirigido también por Steve Klein y con Kate Moss de nuevo como única protagonista. El corto, que fue grabado en las calles del Este de Londres, vuelve a mostrar claras referencias al mundo del arte. Misterio al más puro American Horror Story con una Daenerys Targaryen del Siglo XXI.

[photomosaic ids=”8219,8220,8221,8222,8223,8224″]

A continuación, os dejamos el vídeo de la campaña para os dejéis envolver por el particular mundo de McQueen: