Últimamente se habla mucho de feminismo, se habla tanto de él que te encuentras a muchos hombres hablando casi como si ellos sintieran el dolor de ovarios que tú sientes cuando te visita la menstruación.

No nos entendáis mal, está bien que los hombres traten de ponerse en nuestro lugar, pero tratar de ocuparlo hablando comosi fueran nosotras, es de nuevo caer en la redes del heteropatriarcado.

Sin embargo hay muchas acciones que los hombres feministas pueden promover si quieren colaborar con la causa, y algo parecido pensó la comediante estadounidense Maura Quint.

Después de movimientos como el #metoo en el que millones de mujeres se unieron en las redes alrededor del mundo para contar experiencias no precisamente bonitas, llega este hilo de Twitter en las que varios puñados de mujeres se unen para hablar sobre momentos en los que no han sido violadas.

No se trata de dar una galletita o un azucarillo a una persona por ‘no violar’ (se presupone que ‘no violar’ debe plantearse como mandamiento base moral); sino que consiste en reforzar y hacer llegar a la población, y a los hombres en particular, la forma más respetuosa y justa de actuar en cierto tipo de contextos.

Maura Quint decidió hablar sobre aquellos momentos en los que los hombres optaron por respetarla, y no violarla o abusar de ella. ¿Para qué?  Pues para dar de esta forma una lección sobre el consentimiento sexual.

Lo que ella no sabía es que miles de mujeres se le unirían y decidirían hablar sobre aquellas situaciones en las que otros hombres, también decidieron actuar bajo el respeto y no violarlas ni abusar de ellas en momentos particularmente vulnerables.

Y ahora sigue leyendo y comprueba, con tus propios ojos, de qué estamos hablando y por qué los hombres feministas sí nos gustan, ¡y mucho!

Top Manta, una marca con ropa legal hecha por gente ilegal

Escalofriante tráiler y nuevo cartel de ‘Cadaver’