Emoción, pasión, movimientos, sufrimiento, en definitiva ARTE, esta es la mejor definición para el trabajo de Heather Hansen. Artista visual y ‘cabecilla’ de la performance contemporánea, con sede en Nueva Orleans, es capaz de usar su propio cuerpo como un pincel que se desplaza a lo largo de un enorme lienzo. Un pincel que dibuja gestos y emociones cuidadosamente coreografiadas ante la atónita mirada de los asistentes. Una pasión, la danza y una combinación perfecta, dio como resultado su serie Emptied Gestures, en la que utiliza su cuerpo para dibujar enormes obras de arte, aderezadas por el carbón y los pasteles que reflejan cada movimiento de la artista: “en esta serie, estoy buscando maneras de descargar mis movimientos directamente sobre el papel, siendo cada vez capaz de crear algo nuevo en el proceso”.

[photomosaic ids=”8778,8781″]

Un trabajo que comenzó gracias a la más que perfecta combinación de danza y arte visual, cuyo resultado son dibujos cinéticos gigantes que expresan el movimiento continuo de la artista. Una performance que es captada por el objetivo del fotógrafo y amigo Bryan Tarnowski, encargado de reflejar cada movimiento de Hansen.

Hasta el próximo 31 de marzo de 2014 podemos ver el trabajo de esta artista en la exposición colectiva The value of a line en la galería Ochi en Ketchum, Idaho, junto a otros artistas como: Andy McCabe , Aaron Pearson , el barón Von Fantasía , Brian Wills, Bretaña Sanders , Charlotte Baker, Chatham Panadero.

[photomosaic nggid=”53″]

Emptied Gestures