Anoche fallecía a los 96 años de edad el diseñador catalán de alta costura Manuel Pertegaz a causa, según informa su sobrina, de la complicación de un proceso gripal que derivó en neumonía.1084831221_850215_0000000000_sumario_normal

Pertegaz empezó siendo un niño en el mundo del diseño cuando comenzó a trabajar con nueve años en un taller de relojería de Barcelona. A los trece años, lo hará en la sastrería Angulo justo cuando abren una pequeña sección de ropa de mujer donde descubre su verdadera vocación, el diseño de ropa de mujer, y donde aprende a coser.

Su madre y las amigas de ella fueron las primeras musas del diseñador y su primera confección fue un abrigo negro para su hermana. A la temprana edad de veinticinco años y en plena crisis de la posguerra, abre una pequeña tienda en una de las calles más conocidas de la Ciudad Condal. Su primer taller era un pequeño sótano ubicado en la Avenida Diagonal de Barcelona donde realizaba y vendía sus propias confecciones.

Un tiempo más tarde, a finales de los años cuarenta, Pertegaz abre su primera tienda en Madrid y viaja a París por primera vez para aprender las últimas tendencias de la cuna de la moda.

Durante los años cincuenta y sesenta se afianza como el diseñador español con más repercusión mundial:  sus diseños son presentados en Nueva York, donde comienza a recibir pedidos de las boutiques más reconocidas de la Gran Manzana y la Universidad de Oxford le otorga el premio Óscar de la Costura. Además, asiste como invitado junto a los diseñadores Valentino y Pierre Cardin a la primera Gala de la Moda Europea, que se celebró en México.

[photomosaic ids=18122,18123]

Pero no sólo en la alta costura Pertegaz se movía como pez en el agua, en el año 1965 se pone a la venta el primer perfume con su propio nombre y diez años más tarde, junto a la casa Puig, aparece Más Pertegaz, su segunda fragancia exclusiva para el público femenino.

[photomosaic ids=18124,18125,18126]

Durante su carrera recibió infinidad de condecoraciones por su trabajo como, entre otros, la Peseta de Oro en agradecimiento a su trabajo en los Juegos Olímpicos de Barcelona’92 y es nombrado Comendador de la Real Orden de Isabel la Católica. Además, recibe las medallas de oro de la ciudad de Berlín, Boston y La Cruz de Caballero de San Jorge de Teruel, ciudad que lo vio nacer.

Aunque no fue hasta 2004 cuando Pertegaz llegó a todos los rincones del mundo, incluso para aquellos que no entendían de moda, cuando su majestad, la ahora Reina Letizia Ortiz, lo escogió como diseñador de su traje de novia a pesar de que Felipe Varela era su diseñador fetiche. El diseño recibió críticas muy positivas, un vestido con cuello corola, sin escote y de manga larga con una cola de cinco metros que salía de la cadera.

Este mismo año se celebra en el Museo Reina Sofía una exposición donde se muestran sus más significados diseños de toda su trayectoria.

[photomosaic ids=18127,18128,18129]