Una noche más la alarma suena. La purga comienza. “Cualquier delito, incluido el asesinato, será legal durante doce horas”, ¿tú qué harías?. James DeMonaco dirige por tercera vez una saga en la que, aunque pudiera parecer una auténtica locura, no va nada desencaminado. Xenofobia, homofobia, violencia gratuita, turismo criminal y mucha, mucha violencia que puede hacernos recordar algunos acontecimientos que vivimos en estos días, en los que la lucha por “la presidencia de los Estados Unidos” está más cerca que nunca.

Junto al ya conocido director, repite Frank Grillo que nuevamente encarna el papel de machote, malote – musculado que hace y deshace a su antojo con el fin de hacer bien su trabajo: evitar que la senadora Charlie Roan sea asesinada. Una renovada y espectacularmente bella Elizabeth Mitchell vuelve dando guerra, formando parte y protagonismo de un elenco en el que todo está permitido. Roan no sólo tiene como objetivo sentarse en el famoso sillón de la casa blanca, sino, evitar que “la purga” continue, pero no lo tendrá nada fácil en un sistema mafioso, en el que los Nuevos Padres Fundadores de América (NFFA) dirigen los hilos para deshacerse de la “lacra social” que impiden que el sistema se mantenga de la manera que ellos desean.

Una vez más, la tercera parte de la saga cumple las expectativas de los amantes del cine de terror-acción, en la que te quedarás literalmente pegado a la silla, sufriendo, riendo y acompañando a los protagonistas a través del tortuoso viaje por las calles de Washington, porque ¿tú qué harías si un grupo de críos con escopetas y sierras en mano te persiguieran sin parar con la única obsesión de desesmembrarte?. Universal Pictures y World Real Games quisieron probar con los asistentes al preestreno sus reacciones ante una noche en la que se convertirían por primera vez en el cazador cazado, reviviendo la verdadera esencia de la purga, ¿quieres ver cómo fue?.

Máscaras carnavalescas que hacen cagarte literalmente de miedo, luces de neon, pequeñas escenas bizarras sacadas de las peores pesadillas y personajes obsesionados con liberar sus ansias de matar son la esencia de una saga que seguirá dando mucho de qué hablar, pero…¿conseguirá la senadora Roan terminar con la purga?

'Election: la noche de las bestias''