Ruben Rosado López (Twitter)

Ruben Rosado López (Twitter)

Pocos jóvenes artistas pueden presumir de que un mero mensaje de apenas 140 caracteres lanzado por Twitter ha logrado relanzar su carrera, pero Rubén Rosado López sí que puede colgarse este galón en la pechera. Este lunes, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha presentado en sociedad su última adquisición pictórica, un cuadro que a partir de ahora adornará la pared de su nuevo despacho tras decidir dejar a un lado un lienzo de Gutiérrez Solana inspirado en Miguel Unamuno.

La nueva cartera de Cultura quería dar nuevos aires a su lugar de trabajo y no dudó en atender una proposición realizada por un artista emergente realizada a través de Twitter. “Cuando me enteré de que el ministro buscaba una obra tras cambiar de lugar el retrato de Unamuno, ni corto ni perezoso, le mandé un tuit para que echase un vistazo a mis cuadros”, confiesa el propio Rubén Rosado a los medios, aún sin creerse la suerte que ha corrido con su iniciativa.

'Improvisando con Paco de Lucía un 26 de febrero'

‘Improvisando con Paco de Lucía un 26 de febrero’

El cuadro en cuestión tiene una intrahistoria que ha conquistado al Ministerio, que estudió la obra del autor manchego y finalmente se decantó por reservarle un destacado lugar en el despacho que dejó libre el ministro José Ignacio Wert. ‘Improvisando con Paco de Lucía un 26 de febrero’ es una pieza con trasfondo. Rubén Rosado se despertó aquel día con la noticia de la trágica muerte del guitarrista flamenco y guiado por este hecho y con su música de fondo se puso a trabajar, desde las 11 horas de la mañana hasta las 7 horas del día siguiente. El resultado de sus 20 horas de trabajo es una composición es la representación de España con seis líneas horizontales en color rojo que representan las cuerdas de una guitarra. Un lienzo de un artista plástico novel que ha sabido buscarle las cosquillas al mismísimo ministro de Cultura.