¿Quién no ha jugado alguna vez al famoso puzzle de piezas geométricas de diferentes tamaños y colores que iban cayendo y tenías que ir encajando sin dejar huecos? Sí, hablamos del Tetris, uno de los videojuegos más famosos de todo el mundo y uno de los que más plataformas y versiones ha conocido. Pues la obra que hoy os presentamos, bien podría calificarse dentro de una de esas numerosas versiones. Hablamos de Michael Johansson, un artista obsesionado con el orden armónico, que de objetos cotidianos realiza asombrosos ‘tetris’ de color en la vida real.

[photomosaic ids=”10624,10625,10626,10627,10628, 10629″]

Este artista plástico sueco tiene la sorprendente (y admirable) capacidad de unir dispares objetos y colocarlos en el lugar indicado para crear increíbles collages de cosas ya inservibles. En sus instalaciones, los objetos son disociados de su propósito original, otorgándoles la posibilidad de ofrecer infinitas nuevas lecturas. Además, sus originales esculturas son formadas y agrupadas por gamas de colores, formas o estilos, con lo que consigue crear diversas composiciones espaciales que generan un gran impacto visual. En su trabajo, el artista es capaz de encajar televisores, teclados, altavoces, maletas y hasta automóviles o caravanas, como si de un puzzle se tratara, rellenando todos los espacios posibles de una manera minuciosa y milimétrica. Su obsesión por el orden y la armonía ha dado como resultado estas hermosas y llamativas obras que han sido expuestas a lo largo y ancho del planeta.

[photomosaic ids=”10630,10631,10632,10633,10634,10635″]