Si Akira Toriyama hubiera pensado en todo lo que vendría tras publicar su primer manga de Son Goku, el Saiyajin más famoso del mundo, ¿habría hecho las cosas de otro modo?. El caso, es que aún habiendo pasado casi 33 años de su primera incursión en el mundo del cómic japonés, no hay duda de que Dragon Ball no pasa de moda, teniendo todo un auténtico séquito de fans que harían cualquier cosa por tener el último número publicado, la factoría Toriyama no para.

Hace unos meses nos enterábamos a través del portal japonés Kotaku que la cadena llamada Tower Records Café había abierto en Japón tres restaurantes dedicados exclusivamente a los amantes de Dragon Ball. Omotesando y Shibuya (Tokyo) y Umeda (Osaka) eran los lugares elegidos para sentirse un poco más cerca de su personaje animado, pero sólo durante tres meses.

Ensalada Vegetal, Spaghetti Yamcha, Pastel de Bulma o postre Majin Buu eran algunas de las delicias que nos ofrecían acompañados de una refrescante Nube Voladora. Un menú que tendría un final más que creativo con el café Bola de Dragón. Pero no corras, la cadena abrirá en Japón ocho locales más de Harajuku con esta temática, en donde los fanáticos también podrán encontrar artículos especiales de Dragon Ball

Ellos también quieren “cash”

Pero para otros Japón está demasiado lejos y viendo el negocio que hay tras la marca Sayajin, muchos no han querido dejar pasar la oportunidad de hacer algo de “cash” a costa de estrujar al pequeño Goku.

Otro de los restaurantes de éxito es el Sopa Saipan en Orlando (EEUU), un restaurante temático en el que todas sus paredes, staff incluido rinden culto al cómic de Toriyama. Un negocio que, sin duda, ha dado sus frutos rápidamente y como sus socios comentan “nunca esperábamos tener tanta acogida como en los primeros días de apertura”. El precio del menú ronda los 10 dólares e incluye caldo de verduras, caldo de pollo o carne de res; además de fideos con arroz, huevo, udon o pollo.

Siguiendo con el “creciente” negocio marca Dragon Ball, os traemos el restaurante Danke Dinning de la ciudad de Nagoya que se hizo mundialmente famoso por ser el primer en servir las 7 esferas mágicas que invocan al mítico dragón Shenlong a sus clientes. Te preguntarás, ¿cómo han conseguido reproducirlas tan fielmente?. La mezcla de gelatina de colágeno y zanahoria provocan el resultado perfecto para que todo fan del universo Dragon Ball recorra medio mundo para saborear una de estas esferas y, ¿por qué no?, pedir un deseo.

Foto portada lehuss.