Más de 16 millones de vespas se han fabricado y vendido alrededor del mundo des de que la primera moto salió al mercado en Milan, el año 1946. La Vespa debe su nombre al ingeniero al aeroingenierio Enrico Piagoo, hijo del fundador de la marca Piagoo. Cuando éste vió por primera vez el prototipo dijó: “Anda si parece una avispa”. O lo que es lo mismo en italiano: Sembra una vespa.

En aquellos tiempos, este diseño conquistó los corazones de millones de motoristas. Era seductora, barata y muy cómoda sobretodo para las mujeres. Su diseño hacia posible que ellas empezaran a conducirla con falda. Vespa significaba diversión. Sobretodo en momentos muy difíciles para una Europa muy convulsa. Cuando Italia se recuperaba de los bombardeos aliados, la producción modesta de esta moto permitía su comercialización a precios muy competitivos.

Glamour de Hollywood

Las mujeres amaban la Vespa.  Dicen que su aparición en Vacaciones en Roma, la comedia romántica protagonizada por Audrey Hepburn y Gregory Peck, favoreció la venta de 100.000 modelos. La pareja más glamurosa de Hollywood, por aquella época, se pasaba toda la película recorriendo la capital italiana encima de una Vespa. Y lo único que quería la gente al salir del cine era hacer la mismo: comprarse una Vespa y hacer turismo motorizado por Italia.

hotomosaic ids=’5953,5954′]

A medida que el precio de la gasolina ha ido subiendo, que el tráfico ha ido embotellando los centros urbanos y que el aparcamiento ha ido menguando, la mayoría de la población ha optado por moverse en moto. Y, a pesar de la competencia feroz, la Vespa ha ido siempre por delante en cuanto a ventas se refiere desde su primera aparición por las calles de Italia.

[photomosaic ids=’5955,5956′]

Este año, Piaggio ha lanzado su model número 946, una moto que ha vuelto más que nunca a diseñarse en función de su model original. Tiene cuatro veces más poder de grenada y más control de tracción. Y tal como se promocionó have unos años, la empress ha lanzado un poderosa y femenina campaña de publicized con mujeres con pose chic conduciendo la nueva Vespa por Roma. La diferencia entre ells y Audrey Hepburn de 60 años atrás es que estas mujeres no están de vaccines. Ellas usan la Vespa para ir a trabajar. Y así con una visión más actualized, el zumbido de esta Vespa estará presente en las Ciudades de todo el mundo durante muchos años más.

El diseño también está en el asfalto.