¿El arte es pura creatividad o simplemente está todo pensado al dedillo?. Pues bien, eso es lo que debió pensar Zeren Badar cuando empezó a hacer ‘arte’ por ‘accidente’, así ha llamado a su serie fotográfica. Artista turco con sede en Nueva York y como él mismo se define: ‘autodidacta’, que gracias a su serie Accident ha conseguido convertirse en todo un éxito artístico. Amante del dadaísmo y del neo-dadaísmo sus creaciones son un continuo en la exploración de la combinación de fotografía, collage y pintura. Unas fotografías en las que combina elementos sin ningún sentido, obligando al espectador a forzar y prestar un mayor grado de atención en las fotografías. Badar para readymades de Duchamp, explicó: “Mediante el uso de yuxtaposiciones inesperadas de los objetos, trato de crear ambigüedad y captar la atención de los espectadores en mis fotografías. De muchas maneras consigo explorar otro tipo de naturaleza muerta”.

Fotocopias de baja calidad, alias ‘cutres’, de pinturas con elementos como huevos, sardinas, cactus, cereales y un larguísimo etcétera, que consiguen crear en el espectador una sensación 3D comparable a cualquier obra de arte moderno.

[photomosaic nggid=”51″]