imagesAmargo regalo de cumpleaños para Lindsay Lohan. La ‘niña mala’ de Hollywood le ha cogido gusto a esto de sentarse frente a un juez. Si bien en esta ocasión el tema a tratar no serán sus problemas con sustancias ilegales o las consecuencias derivadas del alcohol por la que ha estado arrestada en su propio domicilio en numerosas ocasiones, esta vez se sienta en el banquillo para defender sus derechos al considerar que los creadores del afamado videojuego Gran Theft Auto V han usurpado su identidad a la hora de crear uno de sus personajes.

grand-theft-auto-5-gta-still-02El alter ego de Lohan en dicho juego se llama Lacey Jonas, un nombre que puede recordar vagamente al suyo, pero que además cuenta con “la imagen, apariencia, ropa, estilo y la colección de moda de la querellante”, como así se recoge en la querella presentada por la actriz el día de su 28 cumpleaños a la que ha tenido acceso la revista Forbes, que asegura que se ha inspirado en Lohan para dar vida a un nuevo personaje ligerita de ropa y amante de las fiestas.

De hecho, las coincidencias que han empujado a Lindsay Lohan a presentar una querella en los tribunales de Manhattan no se quedan simplemente en la apariencia física. “El juego recoge una misión en la que el avatar similar a la demandante pide a otro personajes que la lleve a casa para escapar de los paparazzi”, como así se puede leer en la citada demanda, un hecho que escapa de las habituales misiones de los personajes del citado juego, que se suelen enfrentar más a armas que a indiscretas cámaras fotográficas y persecuciones de narcotraficantes en vez de interesados profesionales gráficos.

Grand-Theft-Auto-V

También comparten escenarios, ya que Lacey Jonas es asidua a las alocadas fiestas que se celebran en el exclusivo hotel Chateau Marmont, donde “la demandante residió durante una larga temporada y que continúa visitando con frecuencia”. Como puede observarse en la imagen de presentación del nuevo personaje de Gran Theft Auto V, que se dio a conocer el pasado mes de diciembre, cuando la actriz comenzó a estudiar si tomar o no acciones legales, la usurpadora virtual también hace suya una de las clásicas poses de la actriz a la hora de posar ante las cámaras, ya sea en los photocalls o en sus propios selfies, haciendo con los dedos el símbolo de la paz. Una paz que se ha visto interrumpida por la aparición en escena de un alter ego de Lohan más fiestera, más divina y más asediada por los paparazzi.

[photomosaic ids=”15668,15669,15670,15671,15672,15673,15674,15675,15676″]