Destrozan unos frescos taoístas de 270 años de antigüedad en una pagoda de Liaoning

Hace unos días se desató el caos en las redes sociales con una historia un tanto surrealista, y es que dos funcionarios en China fueron despedidos después de una ‘creativa restauración’, por no llamarlo auténtico destrozo. Unos frescos budistas de siglos de antigüedad que databan de la época Quing eran cubiertos por dibujos animados planos, con escaso gusto y sin ninguna calidad artística.