En MalaTinta ya hemos hablado de algunas expresiones de body painting dignas de mención, ya sea por su originalidad o por su majestuosidad. En esta ocasión, queremos hacer una parada en el trabajo de Trina Merry, una artista neoyorkina de 34 años que está cobrando cada vez más reconocimiento público por su capacidad de ‘esconder’ modelos en mitad de las calles de Londres. ¿Cómo lo hace? Sencillo –o eso nos creemos, pero no es así-, ya que reproduce con una fidelidad asombrosa el paisaje sobre el cuerpo desnudo de fibrosos hombres que, en la posición idónea, son prácticamente imperceptibles a los viandantes que pasan por su lado.

Los 5 artistas del bodypainting con los que alucinarás

Ya ha mostrado su particular don por otras diversas ciudades del mundo y junto a emblemáticos enclaves del orbe. Cualquier fondo que le suponga un reto es digno de formar parte de su colección, en la que funde a personas no sólo con un monumento clave, sino también con el cielo o incluso con el mobiliario urbano que se cruce en su camino. Merry pasa cerca de ocho horas pincelando el cuerpo de sus modelos para tratar que sean casi invisibles. ¿Crees que lo ha conseguido? Veamos algunos ejemplos de sus últimos trabajos en Londres comparando el antes y el después.

Parlamento británico

Stonehenge

Teatro Shakespeare’s Globe

Puente Pulteney