Que el ser humano es uno más en el mundo, es indiscutible, pero… ¿Es el único ser capaz de crear complejas estructuras?, pues no. Conocido es que las hormigas crean complicadas colonias llenas de galerías e intrincados túneles. Este artista, dedicado a realizar esculturas gracias a las colonias de hormigas, decidió ver qué resultado daría derramar aluminio fundido por el agujero de entrada de la colonia que contenía 120 hormigas de fuego que estaba cerca de su casa. Un arte o experimento para mucho cruel, para otros: científico y artístico. Lo que si sabemos, es que tras limpiarla, el artista consiguió una enorme y pesada estructura de 40 cm de profundidad y 8 kilos de peso.

Una escultura que se muestra al revés de su orientación natural y se sienta en tres bandas de madera redondas unidas a una base de madera oval, retocada con aceite Watco danesa nogal oscuro.