Algunos psicólogos dicen que es posible determinar la personalidad de la mujer según el tipo de zapatos que usa. Los de tacón de aguja hablan de mujeres que les gusta demostrar confianza en sí mismas, los de plataforma sugieren sensualidad y los planos sobriedad. Los hay altos, bajos, cómodos, incómodos, clásicos, llamativos, e incluso auténticas obras de arte. Un infinito mundo a nuestros pies, creado en sus orígenes como algo únicamente funcional, que ha llegado a convertirse a día de hoy en un verdadero objeto de deseo para muchas mujeres (y algunos hombres) a lo largo y ancho del planeta.

Tal es el punto de ‘adicción’ a los zapatos que hay verdaderos freaks del mundo del calzado. Una de ellos, sin duda, es la diseñadora alemana Liza Snook, quien comenzó a coleccionar imágenes de zapatos hace ya más de 25 años. Fue una postal de unos Rocking Horse Ballerina de Vivienne Westwood los que le llevaron a empezar esta curiosa colección que vio la luz en el 2004, cuando se animó a abrir su propio Museo Virtual del Zapato que actualmente cuenta con nada más y nada menos que con 4.000 fotografías de obras creadas por diseñadores, fotógrafos y publicistas unidos por su devoto interés por los zapatos.

[photomosaic ids=”17132, 17129, 17125, 17124, 17123, 17122″]

“Un zapato puede ser un objeto usado cotidianamente y puede ser una obra de arte: con un par de zapatos puedes cambiar tu atuendo por completo y quien eres. Soy una persona diferente cuando tengo puestos unas botas con tacones altos que cuando llevo unas sneakers sucias. Es un cambio de personalidad”. Ahora, esta fanática de las joyas para pies es la co-curadora de Shoeting Stars, una exposición organizada por la KunstHaus del Museo Hundertwasser de Viena, que se podrá ver hasta el 5 de Octubre en la capital austriaca.

Los zapatos que se presentan en la muestra son diseños de otro mundo, auténticas joyas del universo de la moda que subrayan las difusas fronteras entre el arte, el diseño y la artesanía. La exposición incluye aproximadamente 220 modelos, la mayoría de ellos producidos en series limitadas. Para la diseñadora, los diseños más emblemáticos son el par de Vivienne Westwood por el que empezó su colección y los zapatos de Alexander McQueen inspirados en H R Giger de la película Alien (Ridley Scott, 1979). “Me gusta cuando hay un sentido del humor en los diseños” afirma Liza, quien también admite tener especial devoción por el diseñador israelí Kobi, de quien exponen su particular diseño de tiburón, así como por Lauren Johnstone y su un par realizado con cubiertos de cocina. Durante el recorrido, también se pueden ver también fotografías y vídeos de varios diseñadores y artistas austríacos.

[photomosaic ids=”17185,17186,17187,17189,17190,17193,17192″]

Además, la exposición cuenta con alucinantes zapatos como los de la holandesa Iris Van Herpen, los del diseñador holandés Peter Popps con los zapatos que aparecieron en el videoclip Artpop de Lady Gaga , las ‘bombas’ hechas con 2 kilos de pins del diseñador polaco Erwina Ziomkowska o los increíbles NOVA de Zaha Hadid y Rem D. Koolhaas.
Visto lo visto, no es de extrañar la afición de más de alguna por estas particulares obras de arte.

[photomosaic ids=”17194,17195,17196,17197,17198,17199,17200,17201″]