¿Quién no recuerda a esa “Sole” que en plena entrevista tiraba un huevo a la cara de su hermano? o quizás, el ya mítico y reciente “chic chic para mi”… pues sí, momentos que forman parte de nuestra cultura popular televisiva más mamarracha y que, ahora, se convierten en auténticas obras de arte a golpe de pincel.

Un polígono. Un mechero. Una Sole. El resto: historia. #cristobaltabares

A post shared by Cristóbal Tabares (@tropicotabares) on

Cristobal Tabares es el encargado de pasar a la historia del arte los momentos que ningún españolito olvidará por años y años que pasen. Una técnica envidiable de acrílico sobre diferentes soportes, en los que el impasto y la pincelada suelta caracterizan la obra de Tabares. Una obra original que es capaz de retratar con estilo a la socorrista más avispada que acaba de “liarla pardísima” o a la señora de las señoras: la Faraona al son del “si me queréis irse“.

Vamos, que la he liado parda. #cristobaltabares

A post shared by Cristóbal Tabares (@tropicotabares) on

Mi hija no se puede casar! #cristobaltabares #lolaflores #simequereisirse

A post shared by Cristóbal Tabares (@tropicotabares) on

¿Quién puede dudar que haya algo mejor que recordar a nuestra querida Chenoa en pijama llorando por su siempre amado Bisbal retratada en acrílico sobre madera? o ese momentazo de “Maldita lisiada” que pasará a los anales de la historia de las telenovelas.

#novuelvoasalirenchandal . #cristobaltabares #chenoa

A post shared by Cristóbal Tabares (@tropicotabares) on

Ya es viernes, maldita lisiada!

A post shared by Cristóbal Tabares (@tropicotabares) on

Así que si queréis ver buena pintura y echaros unas risas recordando viejos momentos viendo algo original, diferente y mítico, os recomendamos que sigáis en Instagram a Cristobal Tabares, mientras os tomáis un “relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor”.