Si las plantas y la jardinería están de moda, las obras de Jedediah Voltz también lo están. La decoración de interiores con ambientes naturales es una forma de mantenerse en contacto con la naturaleza y con el entorno en el que vivimos. Y si se utilizan elementos reciclables para crearlos, como trozos de madera, tela de seda, pequeñas obras de arte, piedras…, se transforman en algo más que enriquecen el sentido de su creación.

[photomosaic ids=”41900,41901,41902″]

Desde hace más de un año, Voltz empezó a construir casitas de árbol durante su tiempo de inactividad y desde entonces ha experimentado en todos los tamaños posibles. Bosques aislados, torres de vigilancia, molinos de viento, ruedas hidráulicas… todo es susceptible de formar parte de una decoración natural. Y también cualquier planta puede sucumbir a su fantasía creativa.

[photomosaic ids=”41904,41903″]

Su trabajo dentro del campo del cine le ha capacitado para crear ambientes en elementos tan pequeños como cactus, bonsáis y todo tipo de plantas de pequeño tamaño. La idea de crear realidades paralelas y captarlas deteniendo el movimiento es constante en todas sus creaciones. La imaginación es su punto fuerte y la fantasía está presente en cada una de sus obras.

[photomosaic ids=”41905,41906,41907″]

Su próxima exposición estará abierta al público en la ciudad de Los Ángeles, a partir del 23 de abril, bajo el título Virgil normal, y promete no pasar desapercibida para nadie.