Si alguna vez has pensado que Converse no sería capaz de adaptarse a los tiempos del más que afanado running estabas muy equivocado. La última creación de Jonathan Anderson con Converse ya atrajo todas las miradas cuando debutó durante el desfile SS19 del diseñador el septiembre pasado en Londres, cuando todos los asistentes al desfile podían disfrutar de su última colaboración con la marca, en la que se podía ver su transformación de la clásica Chuck Taylor que se adaptaba de la forma más hábil al mundo del running.

A primera vista, la Converse x JW Anderson Run Star Hike es una declaración sobre la cultura mash-up contemporánea, mientras que en la práctica, la sneaker es una articulación hábil de la exploración de Anderson acerca de los conceptos de proporción y postura. Comenzó con una voluntad muy clara, fusionar una Chuck Taylor con una sneaker de running, y evolucionó hacia un experimento para combinar un icono de Converse con una silueta nueva y muy diferente.

“El contraste de proporciones siempre ha sido parte de mi diseño estético. Cuando comencé a trabajar en esta última colaboración con Converse, buscaba recrear la misma estética combinando la suela de la sneaker Run Star con la clásica Chuck Taylor para enfatizar las proporciones”, comenta Anderson.

La construcción de la Converse x JW Anderson Run Star Hike requirió de cierto ingenio en el proceso de diseño. La parte superior está intacta, redondea el pie con el la forma elegante y estrecho como lo hizo en los años 70. Sin embargo, debajo de esta forma simple está la característica más acentuada de la Converse Run Star, su suela, diseñada para correr y moldeada por inyección. A esta suma se le ha añadido una suela inferior dentada en dos colores, haciendo que cada una de las partes de la sneaker sea perfectamente identificable.