Cuando hemos visto a Chuando Tan casi nos caemos muertos. La expresión “ver para creer” nunca había tenido tanto sentido hasta que nos topamos con este no tan joven fotógrafo de Singapur. Aunque parezca increíble y no paremos de ver su instagram en bucle una y otra vez, alucinando con sus selfies sin retoques, sí, Tan tiene actualmente 50 añazos y cada día parece más joven.

Te recomendamos: [Yasmina Rossi: abuela, modelo y pivonazo a los 60 años]

Fotógrafo y cotizado modelo durante los años 80 y 90, en los que llegó a ser toda una celebridad en su país. Pero cuando su carrera como modelo terminó, Tan probó suerte en el mundo de la música sacando un primer disco pop en mandarín, pero tuvo escaso éxito, por lo que decidió dedicarse íntegramente a su verdadera pasión: la fotografía.

Janet Jackson 'Discipline' Chuando & Frey

Janet Jackson ‘Discipline’ Chuando & Frey

Actualmente trabaja en su estudio de fotografía ChuanDo & Frey. Responsables de campañas para Jalouse, Muse, Numéro & Numéro Homme (China), L’Officiel & L’Officiel Hommes (Singapur), Harper’s Bazaar (Singapur, China, Malasia y Tailandia), Elle (Singapur, España y Checa) y Arena (Singapur). Además fueron los encargados de realizar la portada del álbum e imágenes del décimo álbum de estudio de Janet Jackson ‘Discipline’ en 2008.

L'OFFICIEL HOMMES - Chuando & Frey

L’OFFICIEL HOMMES – Chuando & Frey

¿Pacto con el diablo o el nuevo Benjamin Button?

Para muchos nos parece prácticamente imposible llegar a la mediana edad con un cutis tan terso o con un abdominales que más querría Thor en sus años mozos, pero Tan lo ha conseguido. ¿Puede ser que haya hecho un pacto con el diablo?, podría ser…¿puede ser que estemos asistiendo al verdadero caso de Benjamin Button?, lo descartamos, ya que durante su juventud Chuando Tan parecía de todo menos viejo.

Te recomendamos: [De monje budista a modelo transexual: historia de Mimi Tao]

¿Su truco?. El fotógrafo afirma que nunca se baña de noche ni muy temprano por las mañanas, se viste con el outfit más juvenilcome pollo casi todos los días, sin olvidarnos de que todo lo compagina con una estricta tabla de entrenamientos en el gimnasio al que no falta ni un solo día.