Si el simpático y conocido conejo Bugs Bunny ha venido dando guerra desde su creación en 1934, este pequeño protagonista también levanta algún que otro dolor de cabeza. ¿Cómo terminará la historia?