No cabe duda de que C. Tangana es el nombre del momento en el panorama musical estatal. Su éxito ‘Mala Mujer’ -junto a su reciente fichaje por la multinacional Sony-  le han aupado a los primeros puestos de ventas en nuestro país, una vuelta de tuerca al reguetón que parece haber tenido muy buena acogida por parte del público, lo que no le ha eximido de recibir sus correspondientes críticas.

Su relación con el ‘trap‘, género al que se le acusa de vender un discurso misógino y machista y del cual el propio Tangana se desmarca -él mismo se considera un artista pop, como recientemente dejó claro en la entrevista que concedió a la Cadena SER-, no ha hecho más que avivar la polémica en torno a la figura del cantante.

En esa misma entrevista, Tangana confiesa sentirse ‘transexual’: “Yo soy transexual, si me das a elegir (entre machista y feminista). Las ideas de masculinidad y feminidad que tiene España me comen el coño actualmente. No voy a entrar en una conversación con la masa. Espero que me acepten por ser transexual y no tener problemas con eso (…) No hay una dualidad solo y eso tiene que ver con el problema de fondo del machismo y del feminismo. Por eso soy transexual”. 

Como golpe de efecto, en una estrategia comercial perfectamente medida y coincidiendo curiosamente con el inicio del World Pride -donde actuará el día 28 en la Puerta del Sol-, Tangana ha publicado nuevo single: “Pop Ur Pussy”, todo un guiño al colectivo LGTB. De estética queer, realizado por el colectivo El Palomar y producido por Alizzz, presenta a varios personajes andróginos y de apariencia transgénero.

Sea como fuere, Tangana no deja indiferente a nadie. La provocación forma parte de su diatriba y es precisamente esto lo que he le ha valido que, más allá de la calidad de sus canciones, esté en boca de todos.