Siempre tenemos en mente que todos los cortos y largometrajes de animación que se realizan van dirigidos al público infantil, podríamos llevar razón si dijéramos esto hace algunos años, pero la actualidad de la animación no es así. El pasado 7 de octubre se estrenaba la polémica ‘Fiesta de salchichas‘, de la que ya os hablamos en Malatinta y a la que, seguramente, más de un padre por error llevará a sus pequeños a verla para a los cinco minutos salir por la puerta de la sala. Esto mismo ocurre con el corto de animación multi premiado ‘Borrowed Time’, dirigido y creado “a escondidas” por dos animadores de los estudios Pixar.

Andrew Coats que trabajó en largometrajes como ‘Brave’ y ‘The Good Dinosaur’,  y Lou Hamou-Lhadj que participó en ‘Wall-E’ y ‘Toy Story‘, son los encargados de introducirnos y guiarnos a través de la trágica historia de un Sheriff que intenta olvidar su pasado, pero que siempre vuelve para atormentarle. Un corto creado no tan al margen de Pixar, ya que usaron el Programa Interno de Desarrollo Profesional de la compañía, y que tras cinco años de duro trabajo para poder contar una historia que en solo seis minutos desgrana el tormento de su protagonista bajo la música del dos veces ganador de un Oscar Gustavo Santaolalla.

¿Te gustaría saber de boca de sus creadores por qué realizaron ‘Borrowed Time’?