Eres una chica joven, guapa y atractiva, te has pasado con las cervezas, estás sola y desorientada. Es de día y estás en un país occidental, por lo que no tienes que preocuparte, no puede pasarte nada y mucho menos a plena luz del día…¿Verdad?

Stephen Zhang quería poner a prueba las intenciones de los ciudadanos de Los Ángeles, sobre todo las de los hombres y decidió poner en marcha un experimento social.

 ¿Cuál sería su reacción? En este vídeo os la mostramos.

Sobran las palabras pero aun así, las vamos a decir. INDIGNANTE. ESPELUZNANTE. DENIGRANTE.

¿Y si no fuera un experimento? 

Esa chica podría ser tu madre. Tu hermana. Tu hija. 

 

Podrías ser TÚ.