¿A cuántos de nosotros no nos han dicho eso de “deja de jugar con la comida” siendo unos niños? Cuántas regañinas nos hubiésemos ahorrado si nos hubieran hecho las espinacas más agradables a la vista. Últimamente, con el café pasa lo mismo. No es igual beberse un simple café cappuccino que hacerlo con una decoración especial. Y además si está de moda desde hace un par de años.

La primera vez que lo pude comprobar fue en Roma, hace ya algunos años. Me maravilló la presentación de aquel primer café que disfruté allí. Incluso llegó a darme pena tener que bebérmelo, no solo por el hecho de ser algo tan original en sí, sino por la maestría de tan singular creación.

[photomosaic ids=”4467,4463,4460″]

Lo que de verdad llama la atención es la sencillez del proceso que lleva este tipo de decoración. Para su realización se necesita café, leche, chocolate líquido para la decoración y un instrumento punzante, como un palillo o una aguja, para poder dibujar el motivo que deseamos.

Lo primero que hay que hacer es sacarle crema a la leche, que no espuma. Esto se consigue con leche del tiempo, no calentada, metiendo el recipiente en un vaporizador pero no hasta el fondo del mismo, ya que hay que intentar que el vapor no salga fuera de la leche. Cualquier tipo de motivo es válido para hacer más apetecible nuestra bebida: hojas, flores, árboles, animales, corazones, elementos geométricos… siempre según los gustos y preferencias de la persona que lo va a disfrutar.

[photomosaic ids=”4466,4465,4464,4462,4461″]

Otra modalidad para decorar el café, en este caso con leche, y sobre todo para aquellos que no son tan hábiles en cuestiones decorativas, consiste en adquirir unas plantillas con los dibujos ya impresos. Para ello sólo hay que colocar la plantilla encima de nuestro café con leche espumada y cubrir con el chocolate líquido las líneas del motivo que presenta la plantilla. Así que ya no hay excusa posible para no poder hacer más atractivo nuestro café y disfrutar de él en cualquier momento del día.

Os dejamos un espectacular vídeo del proceso de creación del arte al servicio de un cappuccino.