Otro año más, Taiwán ha convocado el famoso concurso de escultura sobre arena en la playa de Fulong. Es uno de los más esperados de la región asiática y, por ello, reúne a los artistas más aclamados y reputados del arte en arena.El japonés Toshihiko Hosaka es uno de los más esperados y, una vez más, no ha defraudado a nadie y se ha alzado con el primer premio del concurso.

Lleva más de 20 años dedicándose a una disciplina de la que resulta verdaderamente insuperable. La calidad de sus acabados, en los que solo emplea agua para fijarlos y puedan ser visibles unos cuantos días, y la versatilidad de temáticas que es capaz de reproducir le sitúan como uno de los artistas más importantes a nivel mundial.

La temática principal del concurso han sido los héroes, de cualquier tipo y de cualquier época. Hosaka ha retratado a Musashi Miyamoto, un famoso guerrero feudal japonés que vivió en el siglo XVI y con el que ha salido vencedor del torneo. Pero no sólo eso. También ha realizado otras obras que merecen la pena ser incluidas en este artículo y que son dignas de ser, por lo menos, vistas. Una calidad que aúna precisión y perfección en un material efímero como la arena expuesta a la fuerza impetuosa e imprevisible del mar.