Ponerse un mono especial de paracaidista, apretar los cinturones, ajustar el casco y las gafas “galacticas”. Para luego lanzarse en el Hurricane Factory, el túnel de viento más grande de toda España. A una velocidad constante cercana a los 300Km/h. Más que de vértigo, se trata de un auténtico huracán. Es lo que hicieron Alaska y Mario.  Una de las parejas más divertidas y queridas del panorama televisivo y celebrity demostraron que “Love Is In The Air” estrenando el exclusivo pack Hurricane Dúo O Vuelo en pareja. Dos instructores ayudan a la pareja a volar juntos, haciéndoles vivir un San Valentín “de altura”. Cada uno vuela solo, luego comparten uno y al final los dos prueban el Huracán Ascendente por separado.

El origen de la tormenta

Hurricane Factory en el Centro Comercial Sambil en Leganés es un simulador de caída libre que permite experimentar la sensación de volar usando sólo nuestro cuerpo. Se trata de una cámara de cristal, con un diámetro de 5,2 metros y una altura de 12 metros donde circula una corriente de aire de casi 300 km/h, la equivalente a la velocidad de un huracán real. Además, el túnel está dotado con un sistema de grabación para crear vídeos y fotografías de la experiencia.

Los instructores, profesionales con miles de horas de vuelo y saltos de caída libre, ofrecen un show que supera las futuristas coreografias de la película Matrix. Y para los que desean acercarse a su maestría de altos vueltos, Hurricane Factory cuenta también con un sistema de formación para voladores profesionales, los Pro -Flyers.

Mario Vaquerizo defiende a Pedro Almodóvar: “Juan Gatti ha visto mucho Dinastía y le gusta el papel de malo”