Resultados de buscar: "piercing"

Septum: historia (y milagros) del piercing fetiche de los hipster

Septum puede ser una palabreja para aquellos que no estén familiarizados con el mundo piercing. Por ello, explicamos que se refiere al pendiente que se sitúa en la zona nasal, aunque este término viene del latín -septo-, refiriéndose al cartílago que divide la fosa nasal. Eso sí, pese a lo que se crea popularmente, el septum se realiza en una pequeña porción de piel sensible justo al finalizar el tabique nasal.

Leer más

70 años de bikini con mucho estilo y el ombligo aire

Esta semana el mundo de la moda está de cumpleaños. Y es que, el pasado día 5 de julio el bikini cumplía nada más y nada menos que 70 años. Porque aunque hayamos cambiado de siglo y la moda haya pasado por numerosas tendencias, esta prenda permanece año tras año en las maletas de jóvenes y mayores. Fue exactamente en 1946, cuando el diseñador francés Louis Reard presentara por primera vez el diseño del primer bikini en la piscina Molitor de París. Si bien es cierto que no era la primera vez que la sociedad parisina veía un bañador de dos piezas, ya que Jacques Heim ya había presentado 14 años antes su bikini Atome sin gran éxito, pero sí era la primera vez que un traje de baño dejaba ver el ombligo sin ningún tapujo. Por supuesto, mucho se habló de la polémica pieza y evidentemente no estuvo exenta de críticas, y de hecho no fue hasta pasados los años 60 cuando la prenda consiguió hacerse un hueco en los armarios femeninos. Eso sí, lo hizo para quedarse. Ahora, con motivo de su 70 aniversario el portal de moda Stylight ha realizado otra de sus geniales infografías para hacernos un particular recorrido que sigue la trayectoria del bikini a lo largo de diferentes décadas con nosotros. ¿Te animas a conocerla?

Leer más

Taylor Swift, Miley Cyrus o Zac Efron: ¡Al estilo punk!

En MalaTinta ya hemos hecho varias ‘jugarretas’ a nuestras celebrities dando un giro de 180 grados a su estilismo convirtiéndoles en personajes hipster, auténticos macarras que cubren su piel de excéntricos tatuajes, descuidadas estrellas de Hollywood que dejan sus barbas crecer o -lejos de cualquier superstición- convirtiéndoles en simpáticos pelirrojos. Ahora, una nueva vuelta de hoja sitúa a Jennifer Lawrence, Zac Efron, Emma Stone o Daniel Radcliffe en el universo punk más estrambótico.

No les falta detalle. Tatuajes hasta el cuello, pelo teñido en colores chillones o, en su defecto, rapados de forma asimétrica, piercings como si fuesen gratis y mucho, pero que mucho descaro. !Así son nuestras estrellas más punkarras del momento en manos de Punk Edited!

El desafío del ombligo y otras modas absurdas

Desde que tengo uso de razón, cada año se ponen de moda cosas que no termino de entender. Y si a eso añadimos la llegada del teléfono móvil, pues ya directamente lo que tenemos es una bomba de relojería. Porque ya no es que la gente se sume a estas tendencias sino que, además, lo enseña al mundo entero. Y es que, todos –o casi todos- hemos sido tan chulos de ponernos un collar tatuaje, teñirnos unas mechas cual paso de cebra o vestir pantalones con una campana más ancha que nuestra propia cadera sólo por ir a la moda. Pero por suerte, siempre podremos quemar esas fotos y hacer como que nada de eso pasó. Sin embargo ahora, con la llegada de Internet, las nuevas modas corren como la espuma y, visto lo visto, todo es susceptible de convertirse en moda. Hoy, en Malatinta Magazine, hacemos un repaso a ciertas “modas” incomprensibles que deberían ser exterminadas y olvidadas lo más pronto posible.

Teñirse los sobacos

De repente, a finales de año, empezaron a circular imágenes de chicas y chicos con los brazos levantados para que se viera bien su mata sobaquera teñida de diferentes colores acompañadas del hashtag #dyedpits. Sinceramente, puedo entender que cualquier mujer u hombre que odie depilarse decida dejar de hacerlo para vivir como la madre naturaleza los creó, pero ¿TEÑIRSE LOS SOBACOS?… ¿Hay algo más absurdo que eso?…

Deformarse los labios succionando un vaso para tenerlos mas gruesos

Esta es otra muestra de la estupidez humana. Tal cual. Esta ilógica tendencia tomó fuerza hace escasos meses y al parecer la culpa de todo la tiene Kylie Jenner, una de las famosas hermanas del clan Kardashian, quien provocó ciertas envidias entre sus seguidores que decidieron succionar un vaso para tener unos labios como los suyos. ¿El resultado? Un hashtag, #KylieJennerLipChallenge, y muchos labios inflamados y en algunos casos deformados. Nada más que añadir.

“Thigh gap” o dejarse el hueco bien marcado entre los muslos.

Desgraciadamente, esta tendencia sigue al pie del cañón. Básicamente esta práctica consiste en crear un hueco entre los muslos con los pies juntos, sin que estos se toquen. Desde mi humilde punto de vista, ni lo veo sexy ni necesario, pero al parecer millones de adolescentes siguen los consejos de blogueros y youtubers que dictan los pasos necesarios para conseguirlo. En Tumblr, Pinterest, Instagram o Facebook, abundan las fotos de muslos en ocasiones con una delgadez a veces extrema, publicadas por chicas jóvenes, ávidas de mostrar su éxito al emular a las modelos o, en algunos casos, sus trágicos fracasos. Una moda peligrosa que puede llevar consigo trastornos alimentarios o incluso la depresión porque, si no estás así, aseguran, es que estás gorda. Da miedo sólo con ver algunas fotos, comentarios y modelos a seguir…

Los chochoshort y los crop tops

Ya en serio. Pensaba que sería una moda pasajera, pero resulta que sí es posible ropa aún más corta y pequeña que la del año pasado. ¿Cuándo parará esta moda exhibicionista? Esperemos que pronto.

moderna-de-pueblo

El desafío del ombligo

Resulta que desde hace unos días se ha puesto de moda el Belly Button Challenge para demostrar si estás delgada. Tan absurdo como pasarse el brazo alrededor de la espalda, tocarse el ombligo y subir una foto a la red social de turno para demostrarlo. ¿WTF?

**Bonus track: Piercing con forma de grano

Vale, este es un caso aislado y gracias a dios no he visto a nadie por la calle luciendo esta atrocidad. Pero existe. Y me escandaliza de sobremanera pensar que alguien en su sano juicio quiera ponerse un piercing con forma de grano con pus. Ahí lo dejo.

piercing grano

Foto cabecera post vía

Adiós al mítico Mercado de Fuencarral

El Mercado madrileño de tendencias vanguardistas tal y como lo conocemos echará el cierre el próximo verano de 2015. Más que él mismo o sus comerciantes, será su propietario Ramón Matoses, quien lo abrió allá por el año 1998, el responsable de venderlo por una cifra que ronda los 22 millones de euros.

Centro de ropa alternativa, zapatos estrafalarios, piercing, ropa de autor o peluquerías al más estilo Candem, en este lugar revestido de metal y con una disposición circular muy peculiar, se escondía un pedacito del Londres más underground.

El Mercado de Fuencarral nació como una nueva apuesta que hacía diferente ir de compras, encontrar ropa hippie, grunge o gótica conviviendo en el mismo espacio, con DJ propio sólo para los paseantes de sus tiendas, un centro que consiguió convertir una zona deprimida de Madrid en uno de los centros más populares peatonales para el ocio y las compras.

mercadoTanto fue así que el Mercado de Fuencarral fue presentado como “el centro comercial para los que odian los centros comerciales”. Dieciséis años de actividad, que dejan sin lugar a más de una cuarentena de comerciantes que tendrán que reubicarse o desaparecer antes de verano para dejar paso a las más que previsibles grandes marcas que ya nos invaden por todos lados.

H&M podría ser una de ellas, a pesar de tener dos grandes tiendas a sólo unos metros en la Gran Vía de Madrid. También la marca japonesa Uniqlo, el Zara Nipón, que en España sólo cuenta con una tienda en Barcelona y aprovecharía este lugar para ubicar su segundo establecimiento.

No es de extrañar que estas firmas estén interesadas en la venta del Mercado, es una joya por sus dimensiones y localización. Más de 2.400 metros cuadrados aprovechables si se cambia la distribución actual. Pero… ¿Y si no queremos que se explote? y si ya estamos permitiendo que se exploten antiguos conventos, teatros o palacios que son comprados, reformados y convertidos en cadenas de tiendas por grandes distribuidores.

Quizás queremos que se mantengan sitios como el Mercado, intactos a su esencia, a sus vendedores, compradores, su olor y su historia. Sin que nos indiquen tanto dónde y qué comprar. Son lugares como éste, los que no deberían desaparecer sólo por motivos económicos.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén