9 razones que demuestran que eres un viejo a los 30 años

Ponte en situación. Se inventa la máquina del tiempo y tienes la oportunidad de decirle a tu ‘yo’ pasado cómo te sientan ahora las pocas fiestas que te pegas. Eso de dos días de resaca y uno culpándote por haber aceptado salir a quemar la noche y que te apetecen más planes culturales, cenas románticas o estar en casa bajo la mantita viendo una peli que una buena juerga. Seguro que tu jovencísimo yo se ríe de ti en tu cara, si está en plenas facultades físicas y mentales por esos excesos que de joven te divertían y de mayor son tu peor pesadilla. Pero, ¿qué pasa cuando cumplimos los 30 años?

Seguro que los que ya han rebasado esta barrera exageran, porque a dos semanas de festejar mis 30 primaveras no noto nada distinto y mis amigos siguen pegándose esas fiestas míticas hasta bien entrada la madrugada. Lo sé, porque me lo cuentan al día siguiente o lo veo en las redes sociales. Aun así, vamos a recopilar lo que sucede en nuestras vidas cuando nos convertimos en treintañeros y la fiesta ya no se nos da tan bien como antes:

1. Para ti, el concepto de salir de fiesta cambia. Antes era emborracharte hasta perder el conocimiento y cazar todas las presas que se atrevan a cruzarse por tu camino. Ahora, sales a cenar de tranquis con tus amigos y te crees que eres una criatura nocturna. Llega la hora de salir del restaurante y tu opción principal es regresar al hogar, pero a veces cedes por el qué dirán.

2. Haces un gran esfuerzo por llegar a la segunda copa después de una cena con amigos.

3. Si antes lo dabas todo en la tarima hasta que los miembros de seguridad del local decidían que el espectáculo que ofrecías no era apto para todos los públicos, ahora cuidas tu preciada copa desde la barra. Desde el tendido se ven mejor los toros…

4. Eso si no te duermes entre canción y canción…

5. Antes quedar con tus amigos era tan simple como bajar arreglado al punto de encuentro habitual y esperar a que el resto llegue. Ahora una quedada de amigos está más planificada que el calendario electoral. Se necesita un Google Calendar para cuadrar a todo el mundo y, aun así, sabes que siempre habrá bajas de última hora con la excusa de un dolor fantasma.

6. Miras a la juventud con desprecio. Te da igual qué hacen exactamente, si beben sin control, se pasan de graciosos o ligan demasiado… tu visión ha cambiado y todo te escandaliza, a pesar de que hace no tantos años tu eras uno más y los que hoy tienen 40 te miraban igual de mal a ti. En el Rey León lo llamaban el ciclo de la vida, aquí simplemente envidia de la lozanía juvenil.

7. Ahorras pasta. Esto viene unido a lo explicado antes, dado que dos copas son tu límite. A pesar de que nuestro paladar se vuelve más exigente y preferimos marcas reconocidas, cambias calidad por cantidad. No importa, la resaca está a la vuelta de la esquina de igual modo. De joven te tomabas brebajes misteriosos de líquido verde con una masa extraña con forma de cerebro, ahora te decantas por un gin tonic con mistura para parecer más sofisticado. ¡Trampa!

8. Si eres de los pocos que tienes ganas de salir de fiesta a pesar de tener ya más de 30, tranquilo, el plan termina igual para los fiestero y los no fiesteros a esta edad: en casa. Por mucha fiesta que tu cuerpo pida, tus amigos poco a poco irán marchándose con la excusa de que al día siguiente hay que ir a comer a casa de los suegros o a comprar a Ikea menaje del hogar.

9. Tu look también cambia. Enseñar chicha ya no es la máxima de un vestido, ahora prefieres mostrar con moderación y dotar a tu estilo de esa elegancia que nunca te ha caracterizado.

Anterior

‘Yo no me llamo Felipe’, pero sí que eres Frida Kahlo o Dalí

Siguiente

Una explosión de color en preciosos vestidos al agua

12 Comentarios

  1. Jejeje tengo 32 años, y llegué a esta pagina buscando otras cosas en internet. Pero a pesar de haber pasado los 30 hace año y medio, aun sigo con la actitud fiestera, aunque mas conservadora que antes, eso si. Pero si es de amanecer, se amanece. Espero en un par de años no ver este comentario como «que te paso amigo» jejeje

    • Pablo González

      Los 30 son los nuevos 20 sin duda!

    • codigo

      De seguro que no tienes hijos y vives con tus padres putooo

      • Mauricio

        No tengo hijos, trabajo y vivo con mi esposa, pero solo nos dedicamos a viajar y a vivir la vida. Cada quien lleva su vida como le parece.

        • Marcelo

          Muy bien dicho amigo

          • No sé cómo yege a esta página pero me pareció interesante ,te comento 30años cumplidos y si ya estoy grandecita,pero me ciento mejor q antes es lo más curioso y tengo tres niños pero me siento como si fuera una jovencita jjaaaa pero eso sí tengo en cuenta q soy una madre,pero me siento joven. Aunque ya no lo soy

  2. Javier

    yo tengo 25 y ya me estoy preocupando que casi llego a los 30 y ya me siento viejo

    • Gabriel

      Es algo normal ya que a partir de los 24 años se empieza a envejecer y a partir de los 35 el envejecimiento es significativo porque alcanzas la mitad de años que vive un ser humano promedio.

      Menor de 25: Adulto plenamente joven / Jovencito / Muchacho.
      Entre los 25-34: Señor / Adulto Joven
      Entre los 35-54: Adulto Mayor / Persona de Mediana Edad.
      Mayor de 54 años: Anciano

      Lo recomendable para que no te sientas decaido es empezar cuanto antes a hacer ejercicios y llevar una vida lo más saludable posible.

      • lex

        25-34 señor/ adulto joven jajajajajajaja me mataste con tu lista sacada del culo.
        mayor de 54 anciano jajajajaja

    • Condor

      Tío te queda 5 años por delante…

  3. Tony

    No es por nada pero jamas he sido una persona fiestera, de hecho siempre me ha parecido absurdo salir a festejar solo por que si, ni en mis 15, 20, 25 y prontos 30 he festejado a morir. En fin, este articulo no habla de condiciones fisicas como tal si no de la madurez de la vida que lo tratan como si fuese indice de vejez… Es normal estar cansado si se trabaja mas y mas aun si tienes tu propia empresa, estaba buscando una razon mas biologica de porque se es «viejo». Mi conclusion viejo es como te sientes y llevas la vida… Y un consejo «festejar» sin control envejece mas que cualquier otra actividad en la juventud…

  4. GABRIELA SANCHEZ BARRIONUEVO

    Día y noche estoy rezando esta oración para poder graduarme en la Universidad, porque tengo 30 años y hasta ahora no he podido graduarme en la Universidad:
    ORACION A LA VIRGEN de los IMPOSIBLES para pedir ayuda en casos muy difíciles.
    A mi señora de los imposibles.
    La más amable, tierna y cuidadora; nuestra piadosa madre espiritual, Virgencita Santa a ti asisto con toda mi confianza para pedir tu milagrosa ayuda; pues tú eres el sendero seguro entre mi corazón y tu hijo Jesús y estás presurosa a consolar a quien te implora.
    Tus brazos en todo momento están abiertos para dar firmeza, ofrecen descanso y reparación cuando todo aparenta que está perdido; Santa María colmada de amor, Virgen vigorosa te reverenciamos con el prometedor título de Nuestra Señora de lo imposible.
    Porque eres la divina Cima, madre de Dios te dedicamos esta Oración a la virgen de los imposibles.
    Santa María de muy pura fecundación; designación que no se han otorgado a ninguna otra criatura, solo a ti.
    Hoy me presento a tus pies, solicitando tu resguardo divino; ya que no soy nadie sin el soporte de Dios y el tuyo, mi tierna y prociosa Señora que con tu resplandor resplandeces en lo alto.
    Cuídame fortaléceme, tú que calmas y alivias a las almas que padecen; apiádate de mí y dame tu auxilio; recurro a tu gran y buen corazón materno; para que pidas por mi, a tu piadoso hijo Jesús.
    Mujer Virgen venerada, genuina y bendita, por el poder infinito que Dios le entregó le suplico con humildad, me otorgue su ayuda e intercesión en este favor que con toda confianza y modestia entrego en tus apacibles y benditas manos.
    QUIERO GRADUARME EN LA UNIVERSIDAD Y CONVERTIRME EN PROFESIONAL
    Ahora, pues Señora de lo imposible pido tu intercesión, escucha mis súplicas a tu piadoso Hijo Jesús; te pido por favor se me proveas lo que he solicitado apasionadamente.
    Yo con todo mi amor y postrado a tus pies te doy gracias con todo mi espíritu y mi alma; pues estoy confiado de que mi justa oración Madre mía, ya se ha escuchado y aunque es de complicada solución, estoy seguro que una vez en tus dulces manos no tengo dudas en que será acatada; pues nunca nadie salió defraudado al pedir por tu intermedio solución a sus problemas por muy difíciles y complicados que fueran.
    Madre de los imposibles pide a nuestro Padre por nuestras urgencias y por nuestras aflicciones; sabes que acudo con toda mi esperanza, pidiendo tu milagroso auxilio y siempre estoy seguro de tu muy dulce protección .
    Bendición final
    Madre consagra mi vida; no dejes de guiarme por los senderos de la fe y haz que con sencillez y entrega total sepa ser digno de Dios; así sea amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén