Mes: septiembre 2015 (Página 2 de 13)

Celeste Barber hará replantearte si son sexy las famosas

Se llama Celeste Barber, tiene 33 años y un sentido del humor que está rompiendo fronteras y también alguna que otra autoestima entre las celebrities. Ver a Kim Kardashian en actitud provocativa, muy ligerita de ropa retozando en un arenal puede resultar de lo más ardiente para el sector masculino, pero si cambiamos de protagonista y colocamos en el mismo escenario a Barber la situación resulta de lo más desternillante. Y aquí reside su éxito, su particular forma de reventar algunas de las imágenes más icónicas de las estrellas de la música, el cine, la moda o la televisión con tan sólo imitarlas en sus propios derroteros.

“Soy actriz y cómica, así que empecé con el movimiento #celestechallengeaccepted como medio para hacer reír a la gente”. Así se presenta esta muchacha australiana, que ya cuenta con más de 108.000 seguidores en Instagram gracias a imágenes como la siguiente. ¿Quién podría poner en duda la sensualidad de Paris Hilton sacando a relucir todo su sex appeal en el interior de una bañera? Pues tan solo Celeste Barber, que recrea esta imagen con una pose e indumentaria similar, pero dejando entrever lo poco natural que resulta tomarse un relajante baño con tacones y un body de encaje negro.

Y esto es precisamente lo que persigue Celeste Barber con su peculiar trabajo fotográfico: enseñar a la gente a cómo no comportarse en las redes sociales, a pesar de que Miley Cyrus, Justin Bieber, Kim Kardashian, Miranda Kerr o Paris Hilton se empeñen en hacernos creer que ese es su día a día.

Les dejamos con una muestra de hasta qué punto puede llegar a sorprendernos Celeste Barber, pero no olvidemos nunca que si en ella resulta una escena rocambolesca o ridícula, estamos hartos de verlas reproducidas en sesiones de moda o en las redes sociales de nuestros artistas favoritos.

 

El arte del kaiseki con Niki Nakayama

Armonía, orden y equilibrio son las claves del kaiseki, el arte culinario japonés que esconde en el sabor y las diferentes texturas toda su sabiduría ancestral. En este video, Niki Nakayama, chef y propietaria del restaurante n/naka ofrece una selección de platos llenos de espiritualidad, una estética cuidada y una sublime belleza.

‘VIBRANDO’: un concierto para sordos

¿Eso es posible? Sí. Como lo oyes lees.

El día 25 de septiembre en la Sala Penélope en Madrid se hizo posible, gracias a la propuesta apoyada por TicketBell y la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE).

CNb05I2WsAItOmkA diferencia de otros, en este concierto el plato principal no eran los artistas invitados –Mikel Erentxun, Jacobo Serra, Dinero y Lucía Scansetti– sino los propios asistentes ya que son los que hicieron que este concierto fuera tan especial y emotivo.

A diferencia de lo que suele ocurrir habitualmente, en este caso las personas que acompañaban las canciones traduciéndolas al lenguaje de signos eran también personas con problemas de audición y en el concierto de Lucía, Rebeca Khamlichi también se pintaba una obra mientras sonaban las letras, con el fin de subastarla a posteriori.

La música no sólo son notas y acordes que se convierten en sonidos, conlleva muchos más sentidos; en este caso por ejemplo, se les dió a los asistentes un globo para que pudieran sentir las propias vibraciones de la canción. Algunos músicos también adaptaron sus temas ya que al parecer las frecuencias que más les llegan, son las graves.

El objetivo principal era, no sólo recoger beneficios y destinarlos a fines sociales, educativos y laborales para este colectivo, sino visibilizar la situación de las personas que diariamente tienen que lidiar con las falta de integración, una rutina diaria en la que las barreras de comunicación son todavía parte del día a día desgraciadamente.

Piensa que durante un día no pudieras oír. Piensa que no pudieras ver. Piensa que no pudieras andar. ¿Te gustaría tener las mismas posibilidades –en la medida de lo posible- a la hora de moverte, interactuar y comprender tu entorno?

¿Por qué resulta tan difícil decir “adiós”?

LET GO. ¿Habéis escuchado alguna vez esta expresión en inglés? La primera vez que la escuchas, no te llama especialmente la atención, sin embargo, a medida que vas descubriendo su uso y el contexto en el que se utiliza, comienza a captar un poco más de interés.

¿Qué significa? Dejar ir. Dejar marchar. Soltar.

“Pues vaya tontería”, dirás, “no sé qué tiene de especial esta frase”. Ahora párate a reflexionar un poquito sobre las cosas que has tenido que soltar en tu vida, sobre todo aquellas personas de las que tanto te costó desprenderte; quizás porque la relación ya no era lo mismo, porque había conflictos, o incluso porque el contacto con ellas había comenzado a hacerte daño al no recibir lo que querías.

¿Fue fácil? Seguramente no. De lo contrario, por favor, escríbenos y cuéntanos el secreto.

El vínculo es una relación íntima y cercana que se establece con alguien, puede ser una de las sensaciones más bonitas que podemos llegar a experimentar, pero también una de las más dolorosas si la relación comienza a deteriorarse y ambas partes no se esfuerzan en poner solución. Hablamos de lo que cuesta “desprenderse” de aquellos amigos, familiares o parejas que construyen una parte importante de nuestra historia personal; esas personas especiales que en algún momento (o muchos) han sido importantes para la construcción de nuestra identidad por el motivo que sea y cuya relación deja de ser lo que era. Quizás nunca lo fue, pero así lo sentías tú, y eso es lo que importa.

¿Por qué resulta tan difícil decir “hasta pronto” o “adiós” a esa persona que tanto significa para ti? ¿Por qué no seguir luchando hasta el final? Seguro que alguno de los que está leyendo esto ahora mismo está pensando en aquella pareja por la que se partió la cara hasta el final a pesar de sentirse poco o nada valorado, quizás ni siquiera bien tratado; o en aquel amigo al que te cansaste de llamar porque nunca estaba cuando le necesitabas.

Looking

El momento en el que tienes que asumir que una relación –del tipo que sea- ya no es lo que era, es realmente duro y muchas personas se empeñan en aguantar carros y carretas con tal de salvar el vínculo, pero eso supone un gran coste y desgaste emocional que no mereces, porque te cansas de esperar esa palabra o ese cariño que nunca llega. Trae enfados y reproches que con frecuencia hacen que la relación se deteriore aún más.

No es cuestión de que haya que mandar a la gente a freír espárragos a la primera de cambio, toos pasamos por momentos duros o en los que necesitamos tiempo para nosotros mismos, o en los que uno puede invertir más que el otro, pero lo importante para mantener una relación de forma sana a largo plazo es que exista un mutuo cuidado, una reciprocidad con la que ambas partes estén satisfechas.

En ocasiones, hay que ajustar las expectativas que tenemos, revisarnos a nosotros mismos para mejorar y dejar de pedir a los demás lo que no somos capaces de darnos nosotros. Sí, claro que sí, PERO (y sobre todo al hablar de cuestiones de pareja), cuando es preciso trabajar sobre determinados aspectos, AMBAS partes son las que tienen que cargar con ese peso, a veces no basta con querer, hay que tener GANAS. En el momento en el que siempre es una de las partes la que tira del carro, la relación tiene todas las papeletas de convertirse en tóxica.

Decir adiósNo hablamos aquí de personas tóxicas, sino de relaciones tóxicas. Por eso no tenemos que sentirnos culpables si el resultado final no es el que esperábamos, no siempre significa que tú estés haciendo algo mal, significa que algo va mal en la relación y para que eso se pueda arreglar (o al menos intentarlo), no vale con que sea solo uno el que pelea contra viento y marea.

Entonces… ¿Por qué nos empeñamos? Porque duele mucho dejar ir a alguien a quien queremos, dejar de compartir con esa persona momentos y risas, o incluso lágrimas. Duele MUCHO asumir que esa persona no va a estar en tu vida de la forma en que te gustaría y que algo ha cambiado.

Cuando eso ocurre a veces nos enfadamos, nos sentimos defraudados, experimentamos rabia, ira, tristeza y una larga lista de emociones negativas que son legítimas pero de las que nos tendremos que ir despegando poco a poco si no queremos encerrarnos en un caparazón que acaba ahogándonos en la más absoluta soledad. Es necesario aprender y respetar que las personas y las relaciones cambian, si no queremos sufrir innecesariamente; las relaciones no son estáticas y no siempre vamos a obtener lo que deseamos, pero eso no significa que no podamos seguir construyendo y descubriendo. Lo importante al final del día es irse a la cama con la conciencia tranquila, sabiendo que has hecho las cosas como mejor podías o sabías.

La verdadera libertad consiste en aprender a soltar cosas y personas, quién sabe si para volver a retomar en un tiempo (o no), pero siempre poniendo por delante nuestro propio bienestar emocional. Nadie merece mendigar cariño y por eso hay que rodearse de la gente que nos quiere bien, que nos ayuda a crecer, que valora lo positivo de nosotros y nos ayuda a mejorar nuestros defectos. Nadie dijo que fuera fácil, pero desde luego os aseguramos que más difícil se hace vivir a la espera de recibir algún día aquello que necesitáis hoy en día.

Aprende a soltar para poder tener las manos (y el corazón) libres y así recibir lo que tenga que venir.

I love me

Un desfile de color para los sentidos

Holanda es típicamente conocido por una serie de estereotipos que están en la mente de cualquier lector cuando se habla de este país centroeuropeo. Molinos de viento, zuecos, quesos… llegan rápidamente a la memoria y se asocian con unos paisajes típicos y unas gentes que consideran los tulipanes como su mejor carta de presentación. Son las flores las que llenan sus tierras de color y las que cada año ocupan un lugar muy importante en el calendario festivo neerlandés. Por ello no es raro que se celebren festivales de flores en todo el territorio.

[photomosaic ids=”35118,35119,35120″]
Uno en concreto llama la atención durante estos días. Es el llamado Bloemencorso Zundert o desfile floral de Zundert, una localidad situada al sur de Holanda y que, desde hace 79 años, realiza esta puesta en escena con carrozas que ofrecen esculturas florales realizadas con dalias. El motivo de este año ha sido nada más y nada menos que uno de los pintores holandeses más conocidos y trágicos que dio la ciudad de Zundert: Vicent Van Gogh.
El colorido, la luz, las impresionantes figuras… todo es un amalgama de belleza y sensaciones para los sentidos, que tiene lugar todos los meses de septiembre de cada año.

[photomosaic ids=”35121,35122,35123,35124″]

Semiotic Alpine Escape: arquitectura semiótica en pleno corazón alpino

Durante el Romanticismo, el paisaje se convirtió en uno de los grandes géneros pictóricos por excelencia. La espectacularidad de las grandes cadenas montañosas, los paisajes boscosos, los icebergs de las zonas bálticas, los acantilados, los paisajes nevados… cualquier elemento de la naturaleza considerado sublime era digno de ser retratado. El contacto del ser humano y la naturaleza se convertía en un acto de necesidad, donde el hombre recapacitaba sobre su lugar en el mundo. En el siglo XIX, la grandiosidad del paisaje natural infunde respeto. Pero el hombre actual del siglo XXI siente una necesidad indómita de someterla. Y algo parecido es lo que ocurre en el artículo de hoy.

Leer más

El arte de la creación

El proceso creativo es todo un espectáculo para cualquiera que lo observa. Una serie de películas cortas rodadas hace cien años muestran a Claude Monet en su jardín de Giverny pintando, a Rodin esculpiendo en su estudio, a Renoir en su estudio o a Degas paseando por París y tomando ideas para sus obras. Cine y arte van así unidos de la mano.

Página 2 de 13

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén