Mes: marzo 2014 (Página 1 de 10)

Desmaquillando a los caminantes de ‘The Walking Dead’

Ha finalizado la cuarta temporada de The Walking Dead, con un capítulo esperado y ansiado por todos sus seguidores. Una de las grandes características de la serie, es que ha sabido mantener intacta la columna vertebral argumental y sorprendiendo con sus giros. Pero si por algo destaca la serie, es por el gran trabajo de caracterización de los personajes basándose referencialmente en el cómic.

[photomosaic ids=”10909,10924,10923,10922″]

Todos sabemos el grandísimo trabajo que conlleva la creación de una serie, pero el tema se complica cuando se habla de ciencia ficción, ya que hay que crear y recrear espacios y personajes por lo general, fantásticos, dotándolos de personalidad. Pero a esto se le añade un plus cuando hay que trabajar tanto el tema del maquillaje, como en el caso de The Walking Dead.

Gregory Nicoreto es el encargado de llevar al equipo de maquillaje y caracterización de la serie. Han sabido customizar y conseguir asemejarse al cómic de una forma escalofriante, aunque hay que decir que, Nicoreto, no es nuevo en este tema: se ha encargado de llevar los equipos de maquillaje de películas de tanto éxito como las dos partes de Kill Bill, Scream 2 o Pulp Fiction, entre otras muchas. Además, fue el vencedor en la categoría de mejor maquillaje por la película The Chronicles of Narnia: The Lion, the Witch and the Wardrobe en los Oscars de 2006.

[photomosaic ids=”10914,10898,10928,10907,10910″]

Cuando hablamos de la caracterización, no solo nos referimos a los caminantes, aquellos que dan el resultado más llamativo y evidente en pantalla, también nos referimos a los actores “supervivientes” de la epidemia y la similitud con las que son llevados del cómic a los televisores.

añadir zombies informáticamenteNormalmente, los zombis que aparecen en la serie, están añadidos por ordenador, clonados de otras secuencias y añadidos digitalmente. En los casos en los que aparecen en grandes grupos, el trabajo de maquillaje es menos laborioso ya que, al ser planos abiertos, no se distinguen bien los detalles y se juega con luces y sombras para darles un tono más oscuro. La labor de caracterización en este tipo de escenas suele tener una duración de unas dos horas para cada actor que representa a un caminante.

[photomosaic ids=”10911,10912″]

Todo se complica cuando hablamos de realizar la caracterización de los “zombis principales”, aquellos que salen en primer plano y son los más llamativos y destacados tanto en la serie como en el cómic. Al maquillaje, se le unen las prótesis de silicona, no solo por la cara, si no por todo el cuerpo en caso necesario. Las dentaduras son todas diferentes y varían en tamaño y forma de un actor a otro. El mismo caso es el de las lentillas: nunca veremos dos caminantes con la misma forma y color de ojos. El resultado es que sea el aspecto más parecido al cómic. El laborioso trabajo de caracterizar a estos personajes, suele tener una duración de unas 5 horas por cada actor, un proceso lento, trabajado a conciencia y con una precisión prácticamente quirúrgica, dónde un equipo de hasta 5 caracterizadores elaboran y moldean a la vez al personaje para obtener como resultado, la espectacularidad que podemos encontrar en pantalla, casi capaz de traspasar la frontera del sentido visual y acercarnos el olor que desprendería esa carne putrefacta, gracias Designyoutrust podemos conocer cómo es el paso a paso de la creación de uno de estos espeluznantes zombies.

[photomosaic ids=”10906,10905,10904,10903,10902,10901,10900,10899″]

Uno de los procesos más trabajados en la serie fue la denominada “chica de la bicicleta” que es el primer caminante que se encuentra Rick al despertar de su coma, después de que el mundo se haya transformado en un infierno:

Pero si algo es destacable en las dos últimas temporadas es la aparición del personaje de Michonne con sus “mascotas”. Aclamada y respetada por los seguidores del cómic original, ha sabido ganarse a los fans de la serie gracias a la interpretación de Laurie Holden. Una solitaria superviviente que tiene como mascota a dos caminantes que se caracterizan por no tener brazos ni arcada inferior de la mandíbula. La transformación de la actriz en Michonne, como la de los dos caminantes a los que lleva tras de sí ligados con cadenas, es uno de los trabajos más elaborados de la serie, gracias a un brutal trabajo de caracterización, maquillaje, peluquería y vestuario la actriz Laurie Holden consigue encarnar a uno de los personajes principales del comic. Sus mascotas han sido calcados a la versión del cómic, aunque cabe destacar que en éste, uno de ellos era blanco y en la serie los dos personajes son negros. Lo más llamativo de la caracterización de estos personajes son las prótesis que llevan en la mandíbula para similar la ausencia de la parte inferior, y las prótesis de cristal que llevan en los ojos para dar la sensación de que carecen de ellos.

[photomosaic ids=”10917,10918,10919,10915,10916″]

Sin duda, el trabajo de caracterización en The Walking Dead es la suma de horas de dedicación y mucha paciencia invertida en personajes que, aunque en ocasiones solo estén en pantalla unos pocos segundos, quedan grabados en la mente del espectador.

La triste historia de Barbie y su afeminado marido Ken

Lanzada al estrellato a partir de marzo de 1959, la muñeca más famosa del mundo es una creación de Ruth Handler, esposa del propietario de la compañía estadounidense Mattel. Barbie, bautizada en honor a Bárbara, la hija del matrimonio, ha gozado desde su creación de un inigualable éxito de ventas debido a que las niñas del mundo occidental la adoptaron como un modelo a seguir. Eso sí, ahora Barbie, que compite en los grandes almacenes con infinidad de competidoras igual de divinas, es una mujer del siglo XXI para lo bueno como para lo malo en manos de diversos artistas que han explotado su figura como denuncia social.

La supuesta homosexualidad de Ken está en boca de todos desde que sus complementos de moda hacen sombra a los de su preciosa mujer. La serie In the dollhouse muestra el día a día de un matrimonio un tanto especial. En ella se muestra sin tapujos los anhelos ocultos del compañero sentimental de Barbie, así como su disgusto al conocer que el amor que le profesa Ken a otros toys no es comparable al que le entrega a ella. Con altos tacones de aguja, leyendo revistas de moda, pillado en el catre con otro varón de plástico articulado o haciéndose con el dominio del tocador de su cursi lavabo, entre muchas más escenas que recrean la verdadera vida de Barbie y Ken dentro de su casita de muñecas.

[photomosaic ids=”10885,10884,10883,10882,10881,10880,10879,10878,10877,10876″]

Una visión similar es la que posee la fotógrafa Clayton Mariel, que a diferencia de la serie anterior ha creado una colección de viñetas en las que Barbie tampoco sale muy bien parada. Sin embargo, en manos de esta maestra de la fotografía es la muñeca de rubia cabellera quien da rienda suelta a sus pulsiones más íntimas. Desde orgias a espaldas de su marido hasta una ruptura difícil de manejar, pasando por momentos tan cotidianos como el pipi mañanero o el cuidado de su prole. Una catarsis vital que obliga a Barbie a tomar drásticas medidas como decapitar a su esposo. Lo que ha cambiado la historia…

[photomosaic ids=”10886,10887,10888,10889,10890,10891,10892″]
Toda precaución es poca y ante la ingente cantidad de películas, series y libros que centran sus historias en realidades apocalípticas en las que el zombi se convierte en el primer eslabón de la cadena alimenticia por encima del hombre, Barbie no se aminora. La posible plaga zombi no será un problema mayor para una luchadora de la talla de esta muñeca de rubios cabellos y armas tomar. Al menos eso se desprende del original kit que han creado para adiestrar a las más pequeñas de la casa para un posible holocausto caníbal. Su mejor amiga viene equipada con una espada, un lanza proyectiles de larga distancia, un bate para romper cráneos con la misma facilidad con la que se echa una la mascarilla capilar e incluso granadas de mano. Un arsenal digno para sobrevivir al fin de los tiempos sin perder el glamour que la dio a conocer con un bélico mimetizado color rosa a juego con el bazoca.

Obama, Putin, Hitler, Bush y otras ‘reinonas’ drags queens

istock_000002437215medium2El flequillo de Hitler, la poblada barba de Bin Laden o el bigote del rey saudí Abdalá bin Abdelaziz son elementos icónicos que dotan a la imagen de estos líderes de una identidad propia. Identidad que no han perdido tras pasar por las manos del artista digital Saint Houx, quien ha sacado a relucir el lado más queer de los “tiranos” que gobiernan el mundo –o lo hicieron en su momento de gloria- en su serie War drags you out. Un trabajo que le ha granjeado no sólo críticas de personas afines a sus ‘modelos’, sino también amenazas de muerte por parte de diversas organizaciones terroristas. (Pinche sobre las imágenes para ver su transformación).

[photomosaic ids=”10840,10841,10842″]

Apoyándose en las técnicas de retoque digital, Saint Houx ha dado forma a la clásica y aburrida imagen de algunos rostros conocidos del mundo de la política internacional y líderes espirituales, a los que no procesa un profundo cariño. De hecho, su obra es un intento de explotar su lado más divino y glamuroso, ya que no hay defecto que un poco de maquillaje –a golpe de clic- no solucione, aunque los males del alma son difíciles de ocultar.

Benedicto XVIPara él, “detrás de un gran hombre, hay una gran reina” y a juzgar por su trabajo parece que no anda del todo desencaminado. Houx relata en su página web cómo mientras disfrutaba de un desfile de moda exclusivo para drag queen se percató de que su “vasta cultura del glamour” difieren muy poco de la labor que llevan a cabo algunos mandatarios políticos o figuras de respetada tradición como la encarnada por el Papa.

En resumen, tanto las extravagantes drags como sus poderosos compañeros fundamentan su éxito en cinco puntos de vital importancia: tener un nombre pegadizo, un traje deslumbrante que los deje a todos boquiabiertos, un peinado único y personal, convertirte en una marca comercial y tener un buen equipo de relaciones públicas que, en el caso de las drags, son sus amigos.

[photomosaic ids=”10856,10852,10854,10853,10855″]

Así es como el presidente de los Estados Unidos pasa a ser Baricka O’ Bisha; su homólogo ruso Vladimir Putin se calza tacones de aguja del 43 para convertirse en Vladdy Pushin’; o cómo uno de los genocidas más despreciados de la historia como es Adolf Hitler parece ser una inocente florecilla al meterse en la piel de Hitleria Hysteria. También hay espacio para otras reinonas de la talla de Popette Benny (el Papa Benedicto XVI), Madame O’Sane (Sadam Husein), Giorgia Buchette (George Bush), Ossie B’ (Bin Laden) o la hermosa Kimmy Jungle (Kim Jong-il). Vaya elenco de honor para hacer un remake de Priscila, reina del desierto.

Ahora también como muñecas hinchables

Para gustos los colores y si hay quien siente su lívido dar volteretas laterales al pensar en alguno de estos dirigentes políticos también pueden disfrutar de su ‘gemelo’ hinchable. Houx ha visto en estos personajes “objetos sexuales” a los que “necesitamos para cumplir con un cierto placer que no ha sido revelado. Compramos un cuerpo y volamos sobre un líder”, escribe el propio artista en su página oficial, donde muestra tres mandatarios como si muñecas sexuales se tratasen a los que no les falta ni un solo detalle. Eso sí, para no herir sensibilidades a la hora de dar forma a su obra tuvo la consideración de pixelar sus atributos.

[photomosaic ids=”10857,10858,10859″]

Vía Crucis del Arte: Estación XV

Desde el día 4 de abril y hasta el 25 de mayo se podrá visitar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando la exposición Estación XV. Esta muestra recoge los trabajos de los artistas e investigadores becados en Roma durante 2012-2013 por el Ministerio de Asuntos Exteriores y está comisariada por César Espada.

El nombre de la exposición está relacionada con el lugar donde se ubica la Real Academia de España en Roma, en San Pietro in Montorio, que coincide con la estación XV del Vía Crucis romano. Esta alusión es una forma de llamar la atención sobre la situación de crisis que vive el mundo de la cultura, de la lucha y dificultades que se encuentran los artistas e investigadores que han sido becados.

[photomosaic ids=”10777,10779,10778″]

También se presentará el libro resultado del proyecto común de estos dieciséis becados titulado Guía psicogeográfica de Roma. En él cada artista marca una ruta distinta para descubrir la ciudad de Roma a través de diferentes actividades relacionadas con las artes en general.  La edición se ha editado en español e inglés para darle más difusión a través del público internacional.

La inauguración de la muestra se realizará el 3 de abril con la proyección sobre la fachada de la Academia de la obra del artista italiano Giuseppe Vigolo y contará con una performance de danza de la coreógrafa Marisa Brugarolas, copatrocinada por la ONCE.

“Odisea en el espacio” a golpe de pincel

¿Quién no ha soñado siendo niño con viajar a la Luna y ver La Tierra y el resto del espacio exterior desde su superficie? Algunos soñaban con ser astronautas de mayor y viajar en una nave espacial, enfundado en su traje y portando una carcasa sobre su cabeza como en las películas de ciencia ficción. El sueño de Don Davis no queda lejos de soñar con el espacio y plasmarlo a través de su pincel en sus obras.

[photomosaic ids=”10760,10761,10762,10763″]

Nacido en San Francisco en 1952, siendo un niño quedó fascinado por el libro El planeta en que vivimos que su madre un día le regaló. En él se recogían diversos artículos de la revista Life aunque lo que realmente captó su atención fueron las imágenes que aparecían, sobre todo las del pintor Chesley Bonestell. Este artista fue pionero en crear las llamadas “pinturas astronómicas” que sirvieron de base para la estética de la ciencia ficción posterior.

En el año 68 participó en un programa del Instituto Geológico de la rama de estudios astronómicos y realizó una pintura de la superficie lunar. El geólogo Don Wilhelms quedó sorprendido por la misma y le contrataron como ilustrador para libros e importantes revistas científicas que circulaban en Estados Unidos por aquellos años. Además, participó en la revista Ícaro de Carl Sagan realizando, junto con Wilhelms, el mapa lunar de la superficie de nuestro satélite con un detallismo absoluto.

[photomosaic ids=”10764,10765,10766,10767,10768″]

El San Francisco Chronicle le contrató para su sección científica para realizar una ilustración sobre el aterrizaje del Apollo 11. Asimismo, la NASA le encargó trabajos para simular proyectos del Voyager aterrizando en otro tipo de superficies planetarias. No sólo eso. Don ha realizado animaciones del sistema solar, murales digitales, recreaciones de la superficie de Marte… para todo tipo de instituciones científicas como el Museo de Historia Natural, el Museo del Espacio y la Atmósfera, el Planetario y el Museo Egipcio Rosacruz.

[photomosaic ids=”10769,10770,10771,10772″]

También la cámara ha seducido a Don en su viaje artístico. Realizó la producción del programa Cosmos y para los programas La Era Espacial y Voyage Infinito los efectos visuales. Y con la llegada de la fotografía digital y de la animación por ordenador ha seguido realizando trabajos sobre los últimos descubrimientos espaciales.

¿Quién pensó que un sueño de niño no podría convertirse en una forma de ganarse el pan a diario? Para Don Davis sigue siendo un sueño hecho realidad.

 

Imágenes cedidas por Don Davis.

La cabecera: la niña bonita de las series

Los openings o cabeceras son, en la gran mayoría de los casos, la carta de presentación de toda serie. En ella, se sintetiza el estilo, tramas y actores principales que forman parte del reparto. Pero, desde hace un tiempo, estas cabeceras han empezado a tomar protagonismo dentro de las propias series siendo auténticas obras de arte.

Todos recordamos cabeceras míticas de televisión como la de The Brady Brunch, donde un matrimonio recién casado convive con los hijos de cada uno, tres chicos del hombre y tres chicas de la mujer. En su opening, se presentaban a los personajes de forma dinámica y transgresora para la época.

En prácticamente toda serie, el opening es la introducción de las características principales de las series, así como el camino que llevará. La serie Dallas, presentaba a los protagonistas y, a su vez encaminaba al espectador, sobre la trama principal tierras, petróleo y adinerados personajes enfrentados entre sí o, en la mítica serie de ciencia ficción V, The Visitors, donde se podía ver como las naves extraterrestres llegaban a la Tierra y empezaba la encarecida lucha entre los terrestres y los visitantes.

[photomosaic ids=”10739,10740,10741,10742″]

Hacia los años 90 esta línea empezó a cambiar y el recurso de aprovechar la banda sonora para reconocer la serie de una simple escucha comenzó a cobrar protagonismo. Toda serie que se preciara, la melodía que le acompañaba era pegadiza y el espectador la reconocía con sus primeros acordes. Casos como The Fresh Prince of Bel-Air (El príncipe de Bel-Air), en la que el rap cantado por el propio Will Smith junto con la cómica intro, explicaba el punto de partida de la serie. Un joven residente en Philadelphia, se mudaba a casa de sus tíos ricos, en Bel-Air, para no ir por mal camino y no tener problemas con los tipos duros de su barrio. Gracias a esta intro, se descartaba la idea de crear un capítulo piloto, en el que contar la historia inicial. Otro ejemplo bastante claro fue Friends, que con su I’ll be there for you consiguió que la banda The Rembrats fuera reconocida internacionalmente gracias a una intro de apenas 47 segundos. Pero también se pueden ver casos donde, los openings han sido auténticas obras de arte; la magistral cabecera de X-Files, donde no se sabía diferenciar si lo que íbamos a ver era real o ciencia ficción, nos presentaba a los protagonistas con sus placas identificativas del FBI, entre imágenes de ovnis, junto a unos presuntos fantasmas con una música que ha inquietado y marcado a una generación con el lema The truth is out there.

[photomosaic ids=”10753,10743,10747,10748″]

Si hablamos de cabeceras inquietantes y tenebrosas, las de American Horror Story se llevan la palma. La serie, en la que todas sus temporadas son en realidad series independientes, en cada una de sus intros juega con las imágenes para producir en el espectador, desde el primer segundo, la sensación que encontrará viéndola: temor, inquietud, incertidumbre. Os dejamos las intros de las tres primeras temporadas: American Horror Story, Asylum y Coven.

Pero, al igual que la forma de hacer series ha evolucionado, sus cabeceras han hecho lo mismo y, en la actualidad, podemos encontrar maravillas minimalistas, así como “pequeños cortos” dignos de poderse emitir por separado.

Intros como la de Games of Thrones, donde te realizan un paseo por los sietes reinos mientras van recreando la creación de cada uno de ellos. Una obra maestra que bien cabe destacar no solo por su forma de presentar la serie, sino por la estupenda banda sonora del compositor Ramin Djawadi.

Otra cabecera muy recomendable para todos los amantes de la televisión es la de la serie The Newsroom, creada por Aaron Sorkin. En ella nos muestran como se crea un informativo desde dentro de una redacción. En su intro, nos regalan unas estupendas imágenes históricas de cómo ha ido evolucionando la televisión de estos espacios televisivos.

Hoy en día nos atreveríamos a destacar una tendencia que se va utilizando cada vez más dentro de las producciones true-bloodtelevisivas: Contraponer el estilo musical de la cabecera a la temática de la serie. Una técnica que ya utilizan series como True Blood, donde el country de la banda sonora se contrapone a las imágenes de presentación, sangre fresca para un estilo de música poco recurrente para los openings. Otra de las series que utiliza este recurso es la drama-comedia Orange is the new black, el estilo pop rock de Regina Spektor con You´ve got time pone banda sonora a una continuación de primeros planos de ojos y bocas de reclusas durante más de un minuto.

No todas las cabeceras de las series son utilizadas como presentaciones. Series como Once Upon A TimeLost, que utilizan una intro de unos pocos segundos de duración y en la que sólo podemos ver su título en primer plano y unas imágenes de algún hecho destacado del capítulo.

[photomosaic ids=”10734,10735,10736″]

Pero si hablamos de intros, la más destacada de todas es, sin lugar a dudas, la de la mítica serie de animación The Simpsons. Mil versiones diferentes, recreando diferentes openings como la de Game of Thrones, The Hobbit o realizadas por diferentes creadores de renombre como Guillermo del Toro o el grafitero Banksy, aunque lo más destacable es que, en cada introducción, hay dos variaciones, el texto que escribe Bart durante su castigo en el colegio y el momento en que toda la familia se reúne en casa frente a la televisión.

La vida más allá del éxito deportivo

¿Cuántas caras puede tener el éxito?. Ese es el tema de la exposición Las caras del éxito de la Fundación Barcelona Olímpica, para mostrar la gestión del éxito de personalidades reconocidas del mundo del deporte.

En la muestra, se recogen 24 fotografías de 12 deportistas consagrados, en diferentes disciplinas, y sus historias después de conseguir el triunfo.

les-cares-de-l'exit-8Gervasio Deferr, Diego Armando Maradona, Valentino Rossi, Lance Amstrong o Isidre Esteve, son algunos de los deportistas retratados en esta exposición que, a través de sus historias, muestran las dos caras del éxito deportivo; si han sabido gestionar su fama para transmitir valores positivos, como es el caso del gimnasta Gervasio Deferr, creando su propio gimnasio en un barrio marginal de Barcelona con el objetivo de promover la actividad física entre la juventud o, en contra, han utilizado su éxito ofreciendo contravalores dentro y fuera del terreno de juego, como le sucedió a Diego Armando Maradona y su problema de drogadicción.

Diferentes deportistas de élite, exitosos en su carrera profesionales, pero con diferente forma de gestionar su éxito.

La muestra fotográfica que estará presente hasta el día 9 de mayo, se puede encontrar en la sala de exposiciones de la Fundación TMB, en el vestíbulo de la línea 5 de la estación Diagonal. Su entrada es completamente gratuita.

[photomosaic ids=”10718,10719,10720,10721,10722,10725,10726,10727,10728,10729″]

Página 1 de 10

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén